Tel: (511) 4333275 - 4333243 | Mail: informes@pacificocomunicaciones.com




El 2017 que nos espera.casa_blanca

La Casa Blanca, Wikipedia
Nuestro futuro atado a la administración norteamericana

Benito Roitman

El final de este año 2016 no se ha caracterizado por el silencio y la calma. La acumulación de acontecimientos de corte político que se han venido sucediendo en las últimas semanas, tanto interna como externamente, se han constituido en los temas centrales de la atención pública y han relegado a un muy segundo plano las preocupaciones que pudieran manifestarse en el campo económico, tanto las relativas a los procesos cotidianos e inmediatos, como las relacionadas con las perspectivas futuras de la economía y de sus impactos sobre el rumbo de esta sociedad.
Y es que no han faltado acontecimientos para atraer la atención sobre ellos. Desde que se conocieron los resultados de las elecciones estadounidenses (que en Israel se vivieron con gran intensidad, casi como si se tratara de un importante evento interno), cada declaración y cada nombramiento hecho por el presidente electo de los EEUU ha venido siendo minuciosamente analizado por todos los medios informativos en Israel -y por regla general aplaudido como positivo.

La satisfacción del gobierno de Israel con el triunfo de Trump es indisimulable
Internamente, el (casi) inminente desalojo de Amona, ordenado por la Suprema Corte, se ha impuesto también en el centro de la atención, acompañado por la también inminente aprobación de la llamada Ley de Regularización de Asentamientos, que legaliza “ex post facto” toda una serie de construcciones en asentamientos en los territorios ocupados.
Hasta ahora, se trata de un proyecto de ley que no ha terminado aún de pasar por todas las instancias legislativas requeridas para convertirse en ley; pero es curioso (aunque quizás no tanto) que siendo del conocimiento público que el Procurador General Avichai Mandelblit ha manifestado que esa legislación es inconstitucional y que no podría defenderla ante la Suprema Corte de Justicia, el proceso de aprobación de esa ley sigue su curso, obviamente con el beneplácito del gobierno.
Se podría agregar, entre los temas que han mantenido ocupada recientemente a la sociedad israelí, el de los submarinos, actualmente en actividad y de los que se quiere agregar, aunque en la cúpula del gobierno se preferiría mantener un bajo perfil sobre este asunto, pese a su eventual gravedad. Ahora bien, el acontecimiento político cumbre de estos días es el pasaje de la Resolución 2334/2016 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que condena los asentamientos israelíes en los territorios ocupados.
El significado y los alcances prácticos de esta Resolución, así como las interpretaciones sobre la abstención de los EEUU en la votación en lugar de anteponer su veto, han estado siendo discutidos a todo lo largo y ancho del país. Y sería tiempo que una significativa y creciente proporción de la población comience a reflexionar -y a rechazar- la histeria que afecta al gobierno ante esa Resolución, que se manifiesta en una serie de actitudes algunas de las cuales rayan en el absurdo.
Con todos estos acontecimientos al frente, el país no parece estar interesado en prestar demasiada atención a los problemas económicos, pese a que la Knéset acaba de aprobar el presupuesto fiscal para el bienio 2017/2018. No está de más recordar que el presupuesto es el arma principal del gobierno para instrumentar sus políticas, y su contenido (en la medida que sea suficientemente transparente) ha de reflejar sus orientaciones en materia económica y social, pero también en materia de seguridad y de relaciones internacionales.
Pues bien; es difícil pensar que el público conozca mucho más del presupuesto que el monto total de recursos asignados para gastar cada año y los montos globales por sector (Salud, Educación, Defensa, Transporte, etc.). Sabemos que de la noche a la mañana y previo a la votación final del presupuesto en la Kneset, el Poder Ejecutivo decidió disponer de 1,2 mil millones de shekalim para financiar gastos no previstos, como por ejemplo las compensaciones por el desalojo de Amona y la construcción de nuevas escuelas en comunidades ultra ortodoxas; y ese monto se obtiene de cortes uniformes en las áreas de Salud, Educación y Bienestar. Sabemos que se estima que el déficit público (diferencia entre los gastos aprobados y los ingresos estimados) se sitúa en el 2,9% del PIB, pero sabemos también que se han aprobado gastos adicionales si los ingresos reales superan a los estimados.
Pero ¿cómo sabemos hacia adonde va el país? ¿Qué perspectivas se abren para reformar y mejorar el sistema educativo, para que cumpla su doble función de generación de conocimientos y excelencia y de integración nacional? ¿Qué es preciso hacer para mantener y elevar el nivel del sistema nacional de prestación de servicios de salud, enmarcado en el modelo solidario con que fue concebido y que corre el riesgo de perderse? ¿Y qué rumbo es preciso retomar para crecer con igualdad y justicia?
Curiosamente, el Banco Central de Israel se hace las mismas preguntas… y además las hace públicamente. En una conferencia convocada por la Knéset el 13 de diciembre de este año para conmemorar el Día Internacional de los Derechos Humanos, el Prof. Nathan Sussman, Director del Depto. de Investigaciones del Banco de Israel, se preguntaba si el presupuesto 2017/2018 estaba socialmente orientado (tal fue el título de su presentación).
Y en el curso de la misma llegaba a la conclusión que la tasa de crecimiento del presupuesto de educación (en el presupuesto fiscal 2017/2018) sería menor que la tasa de crecimiento del PIB, con lo que la participación de la educación en los recursos caería; y terminaba sugiriendo un cambio en el orden de prioridades en el presupuesto de educación, lo que ayudaría a la reducción de las brechas entre varios grupos poblacionales.
Por su parte, la Presidenta del Banco de Israel, Dra. Karnit Flug, participó este 30 de noviembre en la Conferencia de Sderot para la Sociedad, con una ponencia titulada “El desafío socio-económico de la economía israelí: un crecimiento incluyente y sostenible”. En esa ponencia, centrada en los problemas de desigualdad en la distribución del ingreso disponible, se planteaba la pregunta de cómo, ante los desarrollos de la economía global, de la orientación de la actual política económica y de las tendencias demográficas presentes, podría Israel continuar creciendo y si ese eventual crecimiento llegaría a todos los segmentos poblacionales. ¿Está la economía -se cuestionaba en esa ponencia- en un sendero de crecimiento sustentable, y es ese un crecimiento incluyente? Y se concluía que sin una política centrada en un aumento generalizado de la productividad y en la reducción de las desigualdades existentes, estaremos enfrentando en los próximos años una significativa caída del crecimiento.
En todo caso, el presupuesto ha salido como salió, sin mayores cambios en su estructura, que parece esmerarse año con año en el mantenimiento de un modelo de sociedad con creciente desigualdad. Pero eso sí, siempre dispuesta a repartir recursos para satisfacer intereses particulares y continuar así una coalición de gobierno cuyos integrantes parecen ser expertos en el arte de la negociación de sus votos.
Y mientras tanto, estamos enojados con todo el mundo. Hemos convocado a nuestros mejores socios comerciales, para recriminarles su reciente voto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Y confiamos en el recambio presidencial en los EEUU, en la nueva Administración que asumirá el próximo enero. Creemos que todo lo que hagamos (o dejemos de hacer) en el terreno político será convalidado por ella. Y ataremos también nuestro destino económico a las orientaciones de esa nueva Administración. ¿Es ese el 2017 que imaginamos y en el que confiamos?

Fuente : Aurora Digital

Modo 🔊 Escucha - 💻 no soportado

Tú navegador web no soporta la opción para escuchar.

Nosotros recomendamos que uses la versión más reciente de uno de estos navegadores "Google Chrome / Firefox / Opera".

Puedes probar usando el Modo 🔊 Escucha - 📱.

Gracias

Pacífico Comunicaciones.

🔊 Escucha - 💻 🔊 Escucha - 📱

 

Escriba su Comentario:

 

 

 

 



Suscríbase Gratis Aquí!