Tel: (511) 4333275 - 4333243 | Mail: informes@pacificocomunicaciones.com



Netanyahu: Trump no dará a carta blanca a Israel para que haga lo que quiera.

encuentro

 

 

 

 

 

 

 

 

12 febrero, 20175973
Foto: GPO Kobi Gideon
El primer ministro, Biniamín Netanyahu, está tratando de rebajar las expectativas sobre un dramático cambio de las políticas norteamericanas, ahora que el presidente Donald Trump está instalado en la Casa Blanca, diciéndole a los ministros de su partido Likud, que “pensar que ahora no hay limitaciones, es erróneo”.

Netanyahu manifestó que “debemos actuar con responsabilidad y racionalmente”.

“Trump y yo nos conocemos desde hace muchos años, pero esta es la primera vez que nos encontraremos como presidente de EE.UU. y primer ministro”, añadió.

Durante la reunión de Gabinete, Netanyahu explicó que “este encuentro es muy importante para la seguridad y el estatus internacional de Israel. He estado llevando a cabo numerosas consultas de cara a la reunión con funcionarios del establishment de defensa, del Consejo Nacional de Seguridad y del Ministerio de Exteriores”.

Mientras tanto, los ministros del partido religioso nacional Habait Haiehudí, entre ellos el líder del partido, Naftalí Bennett, han estado instando a Netanyahu a distanciarse de la solución de dos estados y de la idea de establecer un estado palestino durante su reunión con Trump.

La ministra de Justicia, Ayeled Shaked, también del partido Habait Haiehudí, echó más leña al fuego: “El Partido Republicano ha eliminado el establecimiento de un estado palestino de su plataforma electoral, por lo que no hay razón para que un gobierno israelí de derecha empuje hacia la izquierda. Llamo al primer ministro a renunciar a la idea de un estado palestino y ofrecer una alternativa”.

Varios ministros del Likud criticaron las llamadas de Habait Haiehudí. La ministra de Cultura, Miri Regev, respondió a Bennett, “Nadie va a enseñar al primer ministro cómo gobernar el país”. El ministro Ofir Akunis agregó: “No necesitamos responder a cada mensaje de Twitter, eso sólo se les da poder a ellos”.

Netanyahu respondió a sus críticos, diciendo “que escucho y entiendo que hay una gran expectativa de cara a esta reunión, con todo tipo de motivaciones detrás de ella, pero mi motivación es singular: los intereses nacionales de Israel. Esto requiere una política responsable de discreción y así es como tengo la intención de actuar. He navegado las relaciones entre Israel y Estados Unidos con prudencia y de igual manera voy a hacerlo ahora”.

El primer ministro también se refirió a la la decisión de Estados Unidos de bloquear el nombramiento del ex primer ministro palestino, Salam Fayyad como enviado especial en la ONU para Libia.

“Es tiempo de reciprocidad en las relaciones entre la ONU e Israel, no se puede seguir dando obsequios constantemente a la parte palestina”, explicó. “Es hora de que le dan jerarquía y nombramientos a la parte israelí; si él (Fayad) es designado”.

Pacifico Comunicaciones

 

 

Escriba su Comentario:

 

 

 

 



Suscríbase Gratis Aquí!