Telfs.4333275 - 4333243 | Mail: informes@pacificocomunicaciones.com



Un estudio identifica mecanismo para hacer frente a las presiones sociales.
estres

20 octubre, 2016

Dos estudios recientes realizados por el Prof. Alon Chen, jefe del Departamento de Neurobiolog ía del Instituto Weizmann, han demostrado cómo la gestión del estrés se basa en nuestro cerebro.

Como informó recientemente en la revista Nature Neuroscience, el profesor Chen mostró cómo las personas que hacen amigos con facilidad pueden ser “cableados” para hacerlo, gracias a un mecanismo neural que, una vez activado regula la capacidad para hacer frente a los retos sociales.
El mecanismo implica una pequeña molécula de señalización llamada urocortina-3, y un receptor en la superficie de las neuronas que se ata a la urocortina-3.

Los doctores Yair Shemesh y Oren Forkosh -ambos miembros del laboratorio del Prof. Chen encontraron que los niveles variables de urocortina-3 pueden ayudar a determinar qué tan dispuestos estamos a abandonar la seguridad de nuestro grupo social y entablar nuevas relaciones.

Los investigadores diseñaron un “laberinto social” para los ratones que les permitieron elegir si van a interactuar con los ratones familiares o con extraños, o evitar el contacto social en conjunto. También diseñaron una escena especial en la que las interacciones del grupo podrían ser rastreadas con cámaras de video.
El equipo del Prof. Alon demostró que los ratones con altos niveles de urocortina-3 en el cerebro buscaron activamente los contactos con los nuevos, los ratones que no conocen. Pero cuando este receptor se bloquea, los ratones eligieron socializar principalmente dentro del grupo más familiar, y evitaron a los extraños. Este mecanismo de regulación de estrés puede conferir una ventaja evolutiva, dice el profesor Chen, estimulando el contacto social dentro de los grupos de confianza, así como fomentar la precaución con los intrusos. Y, añade, lo que es cierto en los ratones puede ser cierto de los hombres.
“Ya que un sistema análogo opera en el cerebro humano, nuestros hallazgos sugieren que este mecanismo podría ser responsable de hacer frente al estrés social”, dice. “La alteración de este mecanismo puede estar implicada en la ansiedad social, así como en los trastornos de conducta más graves.”

¿Estrés femenino?

Otra investigación sobre el manejo del estrés, sugiere que aquellos que luchan con trastornos alimenticios graves como la anorexia y la bulimia, sólo el 10 por ciento son hombres. Mientras que muchos culpan a los mensajes culturales que vinculan fuertemente la delgadez femenina con la aceptación social, esta discrepancia de género puede estar basada, al menos en parte, en las diferencias entre el cerebro masculino y femenino.
El estudio, publicado en Cell Metabolism por la Dra. Yael Kuperman, científica del Departamento de Recursos Veterinarios, ha demostrado una diferencia fundamental en la forma en que los cerebros masculino y femenino reaccionan a situaciones estresantes.
Trabajando con la estudiante graduada Meira Weiss, la Dra. Kuperman comenzó este estudio, siendo aún estudiante de doctorado en el laboratorio del Prof. Chen. El equipo descubrió que, en la mitad de las neuronas que se sabe están involucradas en la excitación del apetito, un receptor llamado CRFR1 media la respuesta del cuerpo al estrés. Para investigar el papel exacto de CRFR1, los investigadores crearon un modelo de ratón en el que se eliminó este receptor específicamente de estas células asociadas con el apetito. Los ratones fueron controlados a continuación, por su respuesta a estímulos estresantes, incluyendo la retención de alimentos. Cuando los ratones fueron expuestos a estímulos estresantes, los ratones hembra deficientes en CRFR1 muestran una dramática reducción del nivel de glucosa producida por el hígado, mientras los ratones machos apenas se ven afectados.
Los resultados muestran que los órganos masculinos y femeninos presentan diferencias significativas en la respuesta metabólica a los problemas de estrés. También pueden ayudar a explicar por qué las mujeres son mucho más propensas a trastornos de la alimentación que los hombres -un descubrimiento que podría conducir al desarrollo de fármacos que median comportamientos asociados con trastornos de la alimentación.

Fuente Aurora Digital


Pacifico Comunicaciones.

 

 

 

Modo 🔊 Escucha - 💻 no soportado

Tú navegador web no soporta la opción para escuchar.

Nosotros recomendamos que uses la versión más reciente de uno de estos navegadores "Google Chrome / Firefox / Opera".

Puedes probar usando el Modo 🔊 Escucha - 📱.

Gracias

Pacífico Comunicaciones.

🔊 Escucha - 💻 🔊 Escucha - 📱

 

 

Escriba su Comentario:

 

 

 

 



Suscríbase Gratis Aquí!