Febrero 27, 2020

Selfies labore, leggings cupidatat sunt taxidermy umami fanny pack typewriter hoodie art party voluptate. Listicle meditation paleo, drinking vinegar sint direct trade.

Foto: REUTERS / Mohamad Torokman
Tal como ha estado sucediendo desde hace varios años, la Autoridad Palestina de boca de sus voceros insiste en un discurso que pretende re-escribir la historia y robarse las tradiciones judeo-cristianas y hacerla suyas para forjar y forzar unas inexistentes e improbables tradiciones e identidad histórica palestina.
Es así como la organización de monitoreo de medios palestinos de comunicación, Palestina Media Watch PMW, dio a conocer una recopilación de declaraciones en este tenor de parte de voceros de la AP y del Fatah.
En ellas se dejaron escuchar argumentos que se resumen en una retórica que expropia a la tradición judeo-cristiana de importantes figuras e iconos como los son Jesús y la natividad, para pretender embutirlas a fuerza de engaños en una inexistente tradición histórica palestina que intentan "vender" a su propia gente, quienes no encuentra en sus propias raíces tales figuras y deben apropiarse de aquellas pertenecientes a otros pueblos.
"Jesús fue el primer palestino... el primer mártir islámico", es una de las más estridentes mentiras esgrimidas por los voceros palestinos que pretenden apuntalar una sobrevenida identidad y orgullo nacional, atribuyéndole a Jesús la predicación del Corán y, por supuesto, la escandalosa y sexista presunta recompensa de las 72 vírgenes que lo esperarían en el Paraíso.
Tanto el líder de la AP, como representantes del Fatah, pasan flagrantemente por alto el hecho histórico de que Palestina fue una invención del Emperador romano Adriano como represalia por el gran levantamiento judío ocurrido 135 años después de la muerte de Jesús, y le atribuyen a este importante personaje judío una identidad que no existía en el momento en que vivió. Peor aún es la insistencia en el intrusivo argumento de que la navidad es una fiesta palestina, especialmente a la luz de una mermante población árabe cristiana, cuya disminución en progreso se debe a la discriminación, persecución y asedio de parte de sus coterráneos musulmanes.
"Esta es la bendita Navidad, el cumpleaños de nuestro señor Jesús el Mesías, el primer palestino y el primer Shahid (mártir islámico)", según publicó en su cuenta de Facebook Tawfiq Tirawi, líder palestino de alto rango y miembro del Comité Central de Fatah, el mismísimo 24 de diciembre pasado.
"Todo el pueblo palestino celebra la Navidad porque estamos orgullosos de que Jesús sea palestino". Según la autoridad de gobierno de Ramallah.
Algunos activistas palestinos, llegan a describir a Jesús como "nuestro Señor", hecho contradictorio ya que ni son cristianos ni seguidores de doctrinas diferentes al Islam. Gracias a las denuncias de PMW el lector puede apreciar que se trata de una réplica ignorante y sin sentido de títulos con el sólo fin de la apropiación de símbolos culturales y religiosos.
"Si alguien pudiera ganar el Premio Nobel de la Paz cada año para siempre, es el palestino Jesús, hijo de María, quien nació en Belén ... el palestino Jesús, hijo de María, fue una víctima ..." son declaraciones que se dejaron ver en el diario oficial de la Autoridad Palestina Al-Hayat Al-Jadida , este diciembre de 2019.
Hasta el Mufti Muhammad Hussein, afirma que Jesús, a quien dice respetar como se respeta a un profeta de Mahoma, predicó el Islam, religión a la que atribuye la primicia y exclusividad del monoteísmo, mientras que a Belén, Nazareth y a Jerusalén le atribuye un ancestral y casi eterno gentilicio palestino.
Mientras tanto, Mahmoud Abbas proclama a viva voz las atribuciones, no solo religiosas de una navidad propiedad de los palestinos, sino también sus cualidades como fiesta nacional y nacionalista, asegurando que la AP cobija a la población cristiana y los abraza como su propia gente.
No es de extrañar entonces que este discurso de las autoridades palestinas levante reclamos e inquietudes entre los cristianos de todo el mundo.

Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Thomas Grafton Foto: USA TODAY NETWORK vía REUTERS
El apuñalamiento de cinco personas en la residencia de un rabino al norte de la ciudad de Nueva York este sábado, que las autoridades han descrito este domingo como "terrorismo doméstico", se suma a una oleada de ataques antisemitas esta semana en el estado neoyorquino.
"Hay que cambiar las leyes para llamar a esto por su nombre: es terrorismo doméstico", dijo el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, en una rueda de prensa ofrecida en Ramapo, donde tuvo lugar el suceso, una localidad que se encuentra a unos 30 kilómetros de la ciudad de Nueva York.
"Son gente que quiere dañar en masa, (...) generar miedo basándose en la raza, el color y el credo de la gente. Esa es la definición de terrorismo", insistió el gobernador.
Según concretó el Consejo Ortodoxo de Asuntos Públicos Judíos (OJPAC), sobre las 22.00 hora local (03.00 GMT del domingo) un hombre irrumpió en la casa de un rabino donde se celebraba un acto religioso por la celebración de Janucá y apuñaló a cinco personas, a una de ellas hasta seis veces.
El agresor ha sido identificado como Thomas Grafton por varios medios locales que apuntan a fuentes policiales que no revelan, que señalan además que cuando fue arrestado estaba "cubierto de sangre".
Grafton, de 37 años, fue arrestado unas dos horas después del incidente cerca de la ciudad de Nueva York gracias a que testigos de los hechos pudieron anotar la matrícula de su vehículo, tras lo que ha sido acusado de intento de asesinato y robo y está previsto que el domingo se presenten los cargos formalmente.
Varias personas que presenciaron los hechos afirmaron además que Grafton posteriormente intentó entrar en una sinagoga contigua a la vivienda del rabino, pero que los que estaban dentro pudieron cerrar la puerta a tiempo de impedirlo.
En concreto, el suceso tuvo lugar en el barrio de Mosey, en Ramapo, donde reside una importante comunidad de judíos ortodoxos.
Esta agresión se suma a otras ocho que han tenido lugar esta semana en la ciudad de Nueva York en los que mujeres, hombres y niños judíos han sido golpeados e insultados, lo cual ha llevado al alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, a reforzar la presencia policial en las zonas de la ciudad en la que se concentran los judíos.
Además, este mismo mes cinco personas fueron asesinadas en un ataque antisemita perpetrado por dos asaltantes en un supermercado kósher en Jersey City, en el vecino estado de Nueva Jersey, en el que murieron dos personas judías.
Cuomo por su parte concretó que desde el pasado 8 de diciembre, se han producido en el estado de Nueva York un total de 13 ataques antisemitas, por lo que el del sábado "no es un suceso aislado".
Afirmó asimismo que los incidentes de odio se producen en la región constantemente: "Hemos visto incidentes de odio por todo el estado contra la comunidad LGTB, los afroamericanos, los latinos... Y no solo en el estado de Nueva York, sino en toda la nación".
"Si alguien piensa que no está pasando algo venenoso en este país, es que se está negando a aceptar (la realidad)", agregó el político, que describió estas "acciones hostiles" como un "cáncer estadounidense".
Por ello, anunció que quiere que el estado de Nueva York sea el primero en tener leyes para luchar contra el terrorismo doméstico.
Por su parte, el embajador de Israel ante la ONU, Danny Danon, llamó a la acción por los continuados ataques sobre los judíos.
"Mientras el pueblo judío celebra Janucá, seguimos sufriendo constantes ataques. Basta de hablar, es momento de hacer algo para disuadir a los que propagan este odio", afirmó Danon en un comunicado remitido a la prensa.
Subrayó asimismo que el antisemitismo se está convirtiendo en un fenómeno "prevalente en los EE.UU., Europa y el resto del mundo" y que la comunidad internacional debe unirse en la "lucha contra esta oleada de intolerancia y odio". EFE

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243