Diciembre 05, 2020
Teniente general H.R. McMaster Foto archivo: Marina de EE.UU. James E. Foehl Dominio Público

El ex consejero de Seguridad Nacional de la Administración Trump, general Herber Raymond McMaster, advirtió durante una entrevista ofrecida a la cadena norteamericana Fox News, que Israel podría atacar a Irán si percibe que existe una amenaza existencial, incluso en los últimos días del gobierno republicano.
McMaster explicó que la concepción del establishment de defensa de Israel se basa en la doctrina Begin que sugiere que el país “no aceptará que un estado hostil tenga las armas más destructivas del Planeta”.
Esta concepción fue llevada a la práctica por primera vez por el ex primer ministro, Menachem Begin, quien ordenó una sorprendente operación para destruir el reactor nuclear iraquí de Osirak, en 1981, cuando en el país árabe gobernaba Saddam Hussein.
La doctrina fue aplicada nuevamente por el primer ministro, Ehud Olmert, que dio luz verde a los aviones israelíes, en 2007, que demolieron las instalaciones nucleares que el presidente sirio Bashar al Assad estaba construyendo en el desierto con la ayuda de científicos norcoreanos.
McMaster le dijo a Fox News que la situación actual se parece a la de 2006, cuando Irán se estaba aproximando a la capacidad nuclear militar e Israel, bajo el gobierno de Olmert, “estuvo por actuar”.
McMaster calificó el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés), el pacto nuclear con Irán de 2015, promovido por la Administración Obama, de un “desastre político disfrazado de triunfo diplomático”, y que lo único que logró fue envalentonar a la República Islámica y poner grandes cantidades de dinero efectivo en manos de los ayatollahs, al levantar las sanciones. El ex asesor de seguridad nacional sostuvo que Teherán no uso ese dinero para mejorar la economía o las condiciones de vida de la población sino para intensificar la guerra sectaria en la región y aumentar los esfuerzos para desplegar milicias armadas hostiles en las fronteras con Israel.
McMaster advirtió contra un apresurado retorno al plan nuclear con Irán, del que se retiró unilateralmente la Administración Trump en 2017.
Mc Master se refería a los probables designios del presidente electo norteamericano Joe Biden, quien asumirá el próximo 20 de enero, y ha manifestado durante la campaña electoral que su futuro gobierno regresaría a Estados Unidos al pacto nuclear con Irán.
Benjamín y Sara Netanyahu junto a Donald y Melania Trump en la Casa Blanca Foto: GPO vía Facebook
El presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró este martes que "cinco países más" establecerán pronto relaciones diplomáticas con Israel, poco antes de participar en la Casa Blanca en la firma de los Acuerdos de Abraham del Estado judío con Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahréin, respectivamente.
"Tenemos a muchas naciones preparadas para seguir" los pasos de Emiratos y Bahréin y normalizar sus lazos con Israel, dijo Trump durante una reunión bilateral con el primer ministro, Benjamín Netanyahu.
"Vamos muy avanzados (para cerrar esos acuerdos) con cinco países más", añadió el mandatario, que no quiso identificarlos.
Trump se reunió con Netanyahu poco antes de presidir en la Casa Blanca una ceremonia de firma de los Acuerdos de Abraham, por los que Israel establecerá relaciones con EAU y Bahréin, después de anunciar en las últimas semanas compromisos mediados por Washington para normalizar sus lazos.
El presidente estadounidense ha insistido en que esos pactos abrirán la puerta a que más países árabes accedan a formalizar sus lazos con Israel, que hasta ahora solo tenía relaciones diplomáticas con otras dos de esas naciones: Egipto (desde 1979) y Jordania (desde 1994).
Trump quiere promocionar todo lo posible esos acuerdos ahora que se encuentra en plena campaña para las elecciones del 3 de noviembre en Estados Unidos, y en su reunión con Netanyahu proclamó que Israel "ya no está aislado" en Oriente Medio.
"Hasta Bibi (apelativo de Netanyahu) se cansa de la guerra", bromeó Trump, con el primer ministro riéndose a su lado en el Despacho Oval.
El presidente estadounidense pronosticó que los palestinos llegarán también "absolutamente" a un acuerdo de paz con Israel "en el momento adecuado", y aseguró que su Casa Blanca está "hablando" con ellos.
Trump se reunió también por separado con el ministro de Exteriores de Emiratos, Abdulá bin Zayed al Nahyan; y con el ministro de Exteriores de Bahréin, Abdulatif bin Rashid al Zayani, que visitan la Casa Blanca para participar en la ceremonia de firma.
Desde que anunciaron su acuerdo el 13 de agosto, Israel y Emiratos ya han dado los primeros pasos en la normalización de sus relaciones, desde llamadas telefónicas a colaboración en materia médica y de defensa, pasando por la llegada a finales de agosto a Abu Dabi del primer vuelo comercial entre ambos países.
Por su parte, Bahréin anunció apenas el pasado viernes que se sumaba a la iniciativa impulsada por los estadounidenses. EFE y Aurora
Israel Katz y Gabi Ashkenazi Foto Ministerio de Exteriores de Israel vía Facebook

El ex jefe del Estado Mayor y número dos del partido Azul y Blanco (Kajol Laván), Gabi Ashkenazi, asumió la jefatura del Ministerio de Exteriores.
En el marco de una modesta ceremonia llevada a cabo en la sala de conferencias de la Cancillería en Jerusalén, transmitida a todas las delegaciones israelíes en el exterior, Ashkenazi elogió el plan de Paz para la Prosperidad elaborado por el presidente estadounidense, Donald Trump, destacando que se trata una “oportunidad histórica” para que Israel determine sus fronteras.
"Enfrentamos a importantes oportunidades regionales, principalmente la iniciativa de paz del presidente Trump. Considero que este plan es un hito importante”, expresó.
"El presidente Trump nos presentó una oportunidad histórica para determinar el futuro del Estado de Israel y sus fronteras en las próximas décadas", agregó.
"El plan avanzará de manera responsable, con plena coordinación con Estados Unidos y manteniendo todos los acuerdos de paz e intereses estratégicos del Estado de Israel", añadió Ashkenazi.
El nuevo jefe de la diplomacia israelí destacó que los acuerdos de paz con Egipto y Jordania “son recursos estratégicos que tenemos que preservar”. Ashkenazi apuntó que “Veo de gran importancia fortalecer nuestros lazos estratégicos con los países de paz: Egipto y Jordania. Son nuestros aliados más importantes para enfrentar los desafíos regionales”.
En el contexto del plan de paz de paz de Trump, Israel tiene la opción de extender su soberanía a ciertas áreas de Judea y Samaria (Cisjordania) a cambio de territorios en la zona del Negev que serían agregados a la Franja de Gaza.
La mayoría de los miembros de la comunidad internacional, especialmente la Unión Europea y el mundo árabe se opone al plan del primer ministro, Benjamín Netanyahu, de extender unilateralmente la soberanía israelí al Valle del Jordán y a los asentamientos israelíes de Cisjordania.
Según el acuerdo de coalición, firmado por el partido Likud encabezado por Netanyahu, y partido Azul y Blanco, el primer ministro puede elevar a partir del primero de julio el plan de anexión para su votación en la Knéset (Parlamento) o en el Gabinete.
Bajo el acuerdo de coalición, la anexión sería promovida en coordinación con Estados Unidos y "el diálogo internacional sobre el tema, mientras se procura la seguridad y los intereses estratégicos del Estado de Israel, incluida la necesidad de mantener la estabilidad regional, mantener los acuerdos de paz y luchar por futuros acuerdos de paz".
Durante la ceremonia de asunción en la Knéset, Netanyahu prometió reiteradamente en promover su plan de anexión; en cambio, el líder del partido Azul y Blanco, Benny Gantz, prefirió evitar el asunto en su discurso.
Entre tanto, el rey de Jordania, Abdullah II, advirtió durante una entrevista ofrecida al diario alemán Der Spiegel que la anexión israelí de partes de Cisjordania conduciría a un “conflicto masivo” con el Reino Hachemita e insinuó incluso que Amman podría cancelar el tratado de paz con el Estado judío.

Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
La obra, de casi 11.000 millones de dólares, tiene como objetivo duplicar las entregas de gas natural ruso a la principal economía de Europa, Alemania.

Partes de la tubería Nord Stream en el Mar Báltico frente a la costa de Laage, noreste de Alemania. | Fuente: AFP
El presidente Donald Trump firmó sanciones de Estados Unidos contra las compañías que construyen un gasoducto entre Rusia y Alemania, que según el Congreso podría dar al Kremlin una influencia peligrosa sobre los aliados europeos.
Las sanciones, a las que se opone la Unión Europea, se incluyeron en un extenso proyecto de ley de gastos de defensa para el año fiscal 2020 y
alcanza a compañías que construyen el ducto Nord Stream 2 en el Mar Báltico.
La obra, de casi 11.000 millones de dólares, tiene como objetivo duplicar las entregas de gas natural ruso a la principal economía de Europa, Alemania.
El gasoducto, que está casi completo, pasa por debajo del Mar Báltico, eludiendo a Ucrania.
Las sanciones se enmarcan en un proyecto de ley de financiación anual del Pentágono mucho más amplio por 738.000 millones.
Las medidas estadounidenses enojaron a Moscú y a la Unión Europea, la cual dice que debería poder decidir sus propias políticas energéticas.
En un intercambio el viernes con su homólogo alemán, Heiko Maas, el secretario de Estado Mike Pompeo reiteró su "fuerte oposición" a la construcción de Nord Stream 2.
Moscú, por su parte, ha indicado claramente que llevará a cabo este proyecto a pesar de las sanciones anunciadas, que incluyen la congelación de activos y la revocación de visas de Estados Unidos para los empresarios ligados al gasoducto.
Las compañías involucradas El Departamento de Estado ahora debe comunicar los nombres de las empresas y las personas interesadas en un plazo de 60 días. La mitad del proyecto es financiado por Gazprom y la otra por cinco compañías europeas (OMV, Wintershall Dea, Engie, Uniper y Shell). Desde su inicio, muchos obstáculos se han interpuesto en el camino de este proyecto.
Nord Stream 2 solo obtuvo la luz verde de Dinamarca a fines de octubre para cruzar sus aguas, lo que probablemente retrasará su entrada en servicio, inicialmente programada para fines de 2019.
Uno de los principales blancos es Allseas, con sede en Suiza y contratada por la gigante energética estatal rusa Gazprom para construir la sección en alta mar.
Tras la firma de las sanciones, Allseas anunció en un comunicado la suspensión de los trabajos.
El poder de Gazprom está en el centro de las preocupaciones de Estados Unidos sobre el oleoducto, y también de los países de Europa oriental y central.


Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Foto: REUTERS / Lucas Jackson
El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este martes que el mundo tiene el "deber de actuar" contra los "ataques violentos" de Irán a las refinerías saudíes y su "deseo de sangre".
Trump subrayó al mismo tiempo que EE.UU. "nunca ha creído en los enemigos permanentes" y no quiere cerrar la puerta a la diplomacia.
"Todas las naciones tienen un deber de actuar. Ninguna nación responsable debería satisfacer el deseo de sangre de Irán", dijo Trump en su discurso ante la Asamblea General de la ONU que este martes se celebra en Nueva York.
Además, el presidente estadounidense llamó "marioneta de Cuba" a su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro, y prometió que Estados Unidos seguirá del lado del pueblo venezolano "hasta que se restaure la democracia".
"El dictador Maduro es una marioneta cubana protegida por guardaespaldas cubanos", sentenció Trump durante su discurso ante la Asamblea General de la ONU.
Trump denunció que Cuba "saquea la riqueza de Venezuela" para mantenerse a flote, y pidió "a los venezolanos atrapados en esta pesadilla" que no olviden que Estados Unidos "está unido apoyándoles", con "vastas cantidades de ayuda humanitaria" preparadas.
"Estamos siguiendo muy de cerca la situación en Venezuela. Esperamos el día en que se restaure la democracia y Venezuela sea libre", agregó.
El mandatario dijo que la situación en Venezuela es un recordatorio de que "el socialismo y el comunismo no se tratan de justicia ni de sacar a la gente de la pobreza", un mensaje que también le sirve para combatir al ala más izquierdista del Partido Demócrata en EE.UU.
Donald Trump definió el socialismo como "el destructor de las naciones y de las sociedades" y advirtió de sus efectos nefastos "cuando se combina con las nuevas tecnologías", sin dar más detalles.
El mandatario citó a Cuba, Venezuela y Nicaragua como los países donde la democracia está más amenazada en el continente, sin dar más detalles.
Durante su discurso, se pudo ver a una representante de la delegación de Venezuela en la Asamblea General leyendo un libro sobre el libertador Simón Bolívar, cuyo título no llegaron a captar bien las cámaras, pero que parecía ser "Bolívar, héroe, genio y pensamiento universal", de Iván Guillermo Rincón Urdaneta. EFE
Pacifico Comunicaciones
Victor Villasante
Página 1 de 4

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243