Mayo 10, 2021
Vista del reactor de agua pesada iraní de Arak - Foto: WANA (West Asia News Agency) vía REUTERS
Dos oficiales de inteligencia le dijeron al diario The New York Times que el daño causado en la planta de enriquecimiento de uranio iraní en Natanz fue provocado por una enorme explosión que destruyó por completo el sistema interno de energía interno -independiente y fuertemente protegido- que abastece a las centrifugadoras subterráneas que enriquecen uranio.
Irán no ha detallado las causas del apagón en el sitio nuclear fuertemente protegido y vigilado, que ya fue blanco de sabotajes previos, ni ha acusado directamente a los servicios de inteligencia israelíes. Por su parte, Israel se ha negado a confirmar o negar públicamente cualquier responsabilidad sobre el hecho. Sin embargo, The New York Times indica que funcionarios de inteligencia estadounidenses e israelíes apuntaron que el Estado judío ha tenido un papel en el incidente.
Al describir la presunta operación encubierta israelí, los oficiales indicaron al rotativo que la explosión ha asestado un duro golpe a la capacidad de Irán para enriquecer uranio y que podría llevar al menos nueve meses restaurar la producción en la planta atómica de Natanz.
El diario sugiere que, de ser así, la influencia de Teherán en las nuevas conversaciones en Viena promovidas por la Administración Biden para restaurar el acuerdo nuclear de 2015 podría verse comprometida significativamente. Irán había amenazado con tomar acciones prohibidas cada vez más duras hasta que las sanciones impuestas por el expresidente estadounidense Donald Trump fuesen rescindidas.
Fuente ;Aurora Digital
Pacifico Comunicaciones
Victor Villasante
Fuerzas de la Guardia de la Revolucionaria iraní realizan maniobras en el Estrecho de Ormuz - Foto: sayyed shahab o din vajedi akkasemosalman.ir Wikimedia CC BY 4.0
El canal libanés Al Mayadeen, vinculado a la organización terrorista chií Hezbollah, reportó que una nave israelí fue atacada cerca de un puerto de Fujairah, uno de los siete emiratos que componen los Emiratos Árabes Unidos.
Según distintas fuentes, se trata de la nave MV Hyperion Ray perteneciente a la empresa israelí PCC.
De acuerdo con la agencia de noticies Unews, también ligada a Irán, el navío fue avistado 48 horas antes del ataque en la ciudad portuaria de Al Ahmadi en Kuwait.
Fuentes de Defensa, le dijeron al Canal 12 de la televisión que la nave fue atacada por un misil y que no se registraron heridos. Los daños son leves y el barco continúa navegando hacia su destino. El misil pudo haber sido lanzado desde otra nave o desde un avión no tripulado (dron).
Se trata del tercer ataque contra una nave de propiedad israelí en un mes y medio.

Fuente : Aurora Digital
La Reina Isabel II y el príncipe Felipe - Foto archivo: DoD/D.Myles Cullen Dominio Público
El esposo de la Reina Isabel de Reino Unido falleció a los 99 años.
A poco de cumplir 100 años, Felipe de Edimburgo falleció luego de una enfermedad de larga data. Consorte de la Reina Isabel II, fue una figura central en la realeza británica durante el siglo XX.
Nacido en Corfú, Grecia, su madre fue Alicia de Battenberg, quien fuera princesa de Grecia y Dinamarca. Durante la Segunda Guerra Mundial, la madre de Felipe ocultó judíos en Atenas, salvándolos de la barbarie nazi. Por este heroico acto, Yad Vashem reconoce a Alicia como una de los justos entre las naciones.
En 1994, Felipe visitó Israel para la ceremonia de reconocimiento a su madre por parte de Yad Vashem, que está enterrada en el Convento de las Magdalenas en Jerusalén.
"Sospecho que nunca se le ocurrió que su acción fuera de algún modo especial. Era una persona con una profunda fe religiosa y lo habría considerado una reacción natural humana hacia el prójimo en un momento de aflicción", dijo Felipe en su momento respecto a la valentía de su madre.
El presidente Reuvén Rivlin transmitió su "más sentido pésame a la reina Isabel II, al príncipe de Gales, a la familia real y al pueblo del Reino Unido por el fallecimiento del príncipe Felipe, duque de Edimburgo", en un mensaje de Twitter. "Que su recuerdo sea una bendición", añadió.
También, el primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, lamentó la muerte del esposo de la Reina del Reino Unido.
“Expreso mi más sentido pésame a Su Majestad la Reina Isabel, al Príncipe Carlos, a la Familia Real y al pueblo del Reino Unido por el fallecimiento del Duque de Edimburgo. El príncipe Felipe fue un servidor público consumado y será muy extrañado en Israel y en todo el mundo”, apuntó Netanyahu en Twitter.
El duque de Edimburgo, el príncipe Felipe, marido de la reina Isabel II, murió a los 99 años, según anunció la Casa Real británica en un comunicado.
"Es con gran pesar que Su Majestad la Reina anuncia la muerte de su amado marido, Su Alteza Real el príncipe Felipe, duque de Edimburgo", señaló el Palacio de Buckingham en la nota.
"Su Alteza Real murió en paz esta mañana en el castillo de Windsor. Se harán nuevos anuncios a su debido momento"", agregó.
En esta línea, el comunicado oficial señala que la Familia Real británica "se une a la gente en todo el mundo en llorar esta pérdida".
Tras haber pasado un mes ingresado en el hospital, que abandonó en marzo, el duque de Edimburgo, nacido en la isla griega de Corfú el 10 de enero de 1921, falleció a solo dos meses de cumplir los cien años.
En su último ingreso, fue sometido a una intervención quirúrgica en el hospital londinense de St Bartholomew's para tratar una "dolencia cardíaca preexistente".
El pasado 16 de marzo recibió el alta hospitalaria y regresó al castillo de Windsor, al oeste de Londres, para reunirse allí con su mujer.
Las imágenes del duque, visiblemente fatigado, en el vehículo del que salió del hospital son las últimas que se vieron de él en público antes de su fallecimiento.
Su muerte, cuya causa no ha sido revelada, llega en medio de la crisis global del coronavirus -la Casa Real descartó que su hospitalización estuviese vinculada a la covid- y en un momento especialmente delicado para la monarquía británica.
La explosiva entrevista que ofrecieron los duques de Sussex, Enrique y Meghan, en la televisión estadounidense, en la que vertieron acusaciones de racismo hacia miembros de la realeza, provocó una fuerte crisis de reputación para el Palacio de Buckingham.
El padre del heredero de la Corona, el príncipe Carlos, tuvo otros tres hijos junto a Isabel II además del príncipe de Gales, nacido en 1948: la princesa Ana (1950), el príncipe Andrés (1960), y el príncipe Eduardo (1964).
Venía de una familia tradicional de la realeza europea: su padre fue el príncipe Andrés de Grecia y Dinamarca, y su madre, la princesa Alicia, era bisnieta de la reina Victoria.
TRISTEZA EN LAS INSTITUCIONES
Los máximos representantes institucionales en el Reino Unido lamentaron su muerte de inmediato, incluido el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, quien dijo que el duque de Edimburgo "inspiró" y se ganó el "afecto" de varias generaciones de británicos.
Su papel como miembro de la familia real ha contribuido durante décadas a que la monarquía británica "se mantenga como una institución indiscutiblemente vital para el equilibrio y la felicidad de nuestra vida nacional", afirmó el jefe de Gobierno en un discurso frente a su residencia oficial de Downing Street.
Mientras, el líder de la oposición, el laborista Keir Starmer, expresó que con la muerte del duque se ha perdido a "un extraordinario servidor público".
La ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, manifestó su "tristeza", y transmitió sus "profundas condolencias" a la reina Isabel II y a la familia real británica.
El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, primado de la Iglesia de Inglaterra, expresó en un comunicado su pesar por la muerte del duque y resaltó su "extraordinaria" vida dedicada al servicio público. Aurora y EFE
Pacifico Comunicaciones
Victor Villasante

Parashat Shemini

Abril 10, 2021
Foto: Wikipedia - Dominio Público
Por Rabino Yerahmiel Barylka
"Nadav y Avihú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su incensario, pusieron fuego en ellos y, tras echar incienso encima, ofrecieron ante .A. un fuego profano, que él no les había mandado " (Vayikrá 10:1)

El peligro de romper las barreras
Recuerdo las lágrimas que mi padre z"l derramaba cada vez que se leía esta Parashá. Decía que al lamentar el sufrimiento del padre que queda destrozado cuando la sucesión natural se interrumpe y los hijos mueren en vida de los padres, rogaba que su muerte sea anterior a la de sus hijos, ya que no hubiera podido soportar tanto dolor. Recordaba que Aarón reacciona con el silencio "vaidom Aarón" -Aarón no dijo nada, quedó mudo, paralizado, no tuvo ni lágrimas ni palabras-. Tan grande fue su dolor que la única expresión que le quedaba era sumirse en el profundo pozo del mutismo. Es inevitable preguntarnos una y otra vez, cada vez que leemos la trágica muerte de los hijos de Aarón, qué fue lo que hicieron. ¿En qué consistió su error para merecer semejante fin? ¿Cómo podemos concebir que estos dos jóvenes criados bajo la égida, la tutela, y el resguardo de la familia más importante de su tiempo hayan ofrecido un fuego profano?
Como suele suceder nuestros exégetas no se ponen de acuerdo acerca de la causa de su muerte.
Naftali Zvi Yehuda Berlin (1816 - 1893), también conocido como Reb Hirsch Leib Berlin, y por el acrónimo de su nombre, el Netziv, de la famosa Yeshivá de Wolozin, ofrece una profunda explicación del comentario de Torat Cohanim –el libro Vayikrá-, en su comentario Haamek Davar.
El Netziv escribe que Moshé describe una inclinación pecaminosa específica y discreta, que se disimula de ambición espiritual altruista. Según el Netziv, Moshé advierte a la gente de los peligros del celo y la pasión espirituales desenfrenados, la creencia de que tal entusiasmo le permite a uno romper las barreras halájicas y hacer lo que quiera en nombre de Avodat Hashem, el servicio divino. El deseo de servir a Dios en formas que Él no ordenó y que Él no aprueba, por sincero y genuino que se sienta, es una manifestación del yetzer hará es un impulso pecaminoso y especialmente peligroso, ya que está envuelto en un barniz de altruismo.
También en nuestros días las conductas ritualistas, con nuevas ceremonias y ritos, el tzadikismo no coherente con la justicia, o el pietismo exagerado deben ser vistos como una señal de peligro no solamente para quienes lo practican sino para las personas de buena fe que desean elevarse y creen sinceramente en esos caracteres externos, que a diferencia de lo que se propusieron los hijos de Aarón no necesariamente son coherentes con el sentimiento.
Como los hijos de Israel ahora completaban el proceso de construcción e inauguración del Mishcán, un proceso al que abordaron con notable fervor y entusiasmo, y ahora anticipaban ansiosamente la vista de la Shejiná - la presencia mundana de Dios concebida a veces como una luz divina- descendiendo hacia el Mishcán, también en nuestros días debemos ser advertidos: “Este es el cosa que el Señor ha mandado hacer”.
Necesitamos que se nos recuerde que el entusiasmo y fervor no debían llevarlos a ir más allá de los límites que Dios había prescrito, que su celo y entusiasmo debían canalizarse específicamente en la dirección que Él les había trazado, en estricto cumplimiento de sus leyes, instrucciones y normas. Cuando nos invitan a meditar en letras y a desentrañar el significado de sus combinaciones mágicas capaces de curar toda enfermedad, y caemos en la trampa y no nos vacunamos a tiempo para impedir el contagio propio y la transmisión a otros de pestes y enfermedades o nos llenamos de culpa por no haber seguido el consejo de esos santones, corremos el riesgo de morir y de matar.
Según el Netziv, nuestros sabios interpretaron este versículo como un trágico presagio del evento que se relató más tarde: la muerte de Nadav y Avihú.
Después de presenciar el espectáculo dramático de un fuego celestial descendiendo para consumir los sacrificios en el altar, lo que significa la llegada de la Shejiná, Nadav y Avihú, dos de los cohanim recién consagrados, decidieron traer una ofrenda de incienso que Dios no había ordenado. Murieron instantáneamente por el fuego por esta violación del estricto código legal del Mishcán.
De todas las explicaciones, la del Netziv me parece una de las más probables: Los hijos de Aarón, fueron vencidos por el celo y la pasión religiosos, y anhelaron acercarse a Dios a través de su propia ofrenda personal.
Su pecado es precisamente el tipo de error al que se refiere Moshé en su anuncio: "Esto es lo que el Señor ha mandado hacer". El sentimiento religioso sincero no justifica las acciones que Dios prohíbe.
El fervor espiritual legítimo y genuino debe canalizarse hacia la dirección que nos muestra la Halajá, y no proporciona motivos para eludir los requisitos y restricciones halájicos. Todo aquello que no surge de esa fuente puede ser extremadamente peligroso y lo mejor es estudiar y encontrar las maneras de alejarnos de ese tipo de pasión, por más intensa que parezca.

Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243