Mayo 10, 2021
El estrecho de Bab el-Mandeb es de importancia estratégica para Rusia y es su puerta de entrada al Cuerno de África.
Mapa topográfico de Yemen Imagen Gerald J. Coleman Central de Inteligencia Americana (CIA) Wikimedia Dominio Público En los últimos meses la visita de funcionarios del "Consejo de Transición del Sur" (STC) a Moscú muestra los crecientes vínculos del grupo con Rusia. El objetivo de Moscú desde el comienzo de estas relaciones es asegurar sus intereses geopolíticos y, por supuesto, perseguir objetivos económicos y políticos junto con objetivos geopolíticos.
Las relaciones de Rusia con Yemen son de larga data. La URSS estaba estrechamente aliada con Yemen del Sur, oficialmente la "República Democrática Popular de Yemen". Yemen del Sur fue el primer país árabe en adoptar oficialmente ideas comunistas entre 1967 y 1990 y, por lo tanto, mantuvo amplias relaciones con la Unión Soviética. En 1990 Yemen del Sur se unió con Yemen del Norte y se estableció la República de Yemen.
Los objetivos geopolíticos de Rusia en el sur de Yemen
Rusia busca alcanzar objetivos geopolíticos mediante una estrecha cooperación con el Consejo de Transición. En Yemen, está tratando de mantener sus amplias relaciones con todas las partes involucradas en ese país. La política de Moscú es no ponerse del lado de ningún partido en particular en la escena político-militar yemení. Legitima la administración de Abd-Rabbuh Mansur Hadi, mantiene vínculos con los hutíes y respeta las actitudes de búsqueda de poder de los movimientos del sur. Sin embargo, el principal objetivo de Rusia en el sur de Yemen es garantizar una presencia militar en el estratégico estrecho de Bab el-Mandeb, que conecta el Mar Rojo con el Golfo de Adén.
Yemen fue una de las principales prioridades de Moscú en Oriente Medio durante la Guerra Fría. A partir de 1962, por invitación de Egipto, que apoyaba a los republicanos en Yemen, la Unión Soviética envió "asesores" militares y equipo a Yemen. Esta presencia se amplió a partir de 1968, cuando Rusia tenía presencia en el sur del país. A Moscú se le permitió establecer específicamente una base naval en Socotra. La base recibió 120 barcos soviéticos durante su vigencia. La base en el Golfo de Adén permitió a la Unión Soviética realizar operaciones continuas en el Océano Índico hasta 1985. Además, durante el período 1968-1991, al menos 5.245 especialistas militares soviéticos sirvieron en Yemen. Con la unificación de los dos Yemen en 1990, Rusia perdió la base y la ecuación cambió a favor de Estados Unidos, pero Rusia tiene el objetivo de restablecer una base en la isla de Socotra.
En este sentido, el ex comandante en jefe de la Armada rusa, Feliks Gromov, y académicos del Instituto de Estudios Orientales de Moscú aconsejaron a las autoridades rusas que recuperen la antigua influencia soviética en Yemen. Rusia mantuvo las primeras conversaciones con el entonces presidente Alí Abdullah Saleh para tener una base en el Mar Rojo. Alí Abdullah Saleh dijo en una entrevista con Russia 2 TV: “En la lucha contra el terrorismo nos acercamos y ofrecemos todas las facilidades. Nuestros aeropuertos, nuestros puertos… Estamos listos para proporcionar esto a la Federación de Rusia".
El estrecho de Bab el-Mandeb es de importancia estratégica para Rusia y es el punto de entrada de Rusia al Cuerno de África. El Cuerno de África es una puerta de entrada al comercio y la inversión a un continente rebosante de potencial económico que ha llamado la atención de socios tradicionales y nuevos participantes. Putin está desarrollando lazos con Estados en el área del Cuerno de África y ha comenzado extensas relaciones económicas y políticas con Kenia, Etiopía y Eritrea. El objetivo a largo plazo de la política exterior de Moscú en el Cuerno de África es establecer bases militares y aumentar el comercio. Con este fin, Moscú busca establecer un centro logístico en Eritrea para incrementar el comercio con el país. Rusia también está explorando la posibilidad de crear una base naval en Somalilandia, lo que aumentaría el acceso de Moscú al puerto de Berbera, en copropiedad de Somalilandia, Etiopía y una empresa de Emiratos Árabes Unidos. A la luz de estos proyectos, Rusia valora una base militar en el sur de Yemen, ya que uniría estas instalaciones a la Península Arábiga.
Objetivos políticos y económicos de la presencia de Rusia en el sur de Yemen
Uno de los objetivos políticos de Rusia en Yemen y, en términos más generales en Oriente Medio, es reducir la influencia de Estados Unidos en la región y en el subsistema del Golfo Pérsico. Después de que los dos países, Yemen del Norte y del Sur se unieron, el papel de la Unión Soviética y más tarde de Rusia en Yemen y el Golfo Pérsico disminuyó, y Estados Unidos reemplazó a Rusia en la región del Golfo Pérsico y la Península Arábiga. Rusia ahora busca revivir su tradicional influencia en el Golfo Pérsico, especialmente en Yemen, con el plan de "Paz del Golfo Pérsico".
Rusia espera competir con Estados Unidos en Yemen actuando como mediador entre diferentes grupos en el país, algo que Estados Unidos no pudo hacer. Este enfoque fue implementado activamente por un ex primer ministro, Yevgeny Primakov, quien en sus actividades políticas favorece no tomar partido por ninguno de los participantes en conflictos regionales, prefiriendo ser un "amigo" de todos. Esto permitió a Moscú, a través de su papel de intermediario, promover sus propios intereses. China también apoya el plan de paz de Rusia en el Golfo Pérsico. Parece que los árabes de la región están confundidos en un dilema entre la paz (acuerdo JCPOA) y las tensiones entre Estados Unidos e Irán y están listos para recibir a un tercero en el Golfo Pérsico.
Uno de los objetivos económicos de Rusia con su presencia en el sur de Yemen es aumentar su poder de negociación en la guerra petrolera con Arabia Saudita. En marzo de 2020, los dos países comenzaron una guerra por los precios del petróleo y el mundo vio una caída del 65% en los precios del crudo. En esta guerra Rusia, que tenía menos reservas de petróleo, sufrió pérdidas importantes y su economía sufrió. El objetivo de Rusia es utilizar el estrecho de Bab el-Mandeb para presionar a Arabia Saudita en la guerra del petróleo, ya que 4,8 millones de barriles de petróleo pasan por el estrecho a diario y la industria petrolera saudí depende del estrecho.
La clave del papel activo de Rusia en Yemen está en su inteligente neutralidad. Rusia actúa como mediador entre los diversos grupos involucrados en Yemen y tiene relaciones amistosas con todas las potencias involucradas allí, incluidos Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita e Irán. Parece que Rusia está persiguiendo intereses geopolíticos y una presencia militar oficial en Yemen y en el estrecho de Bab el-Mandeb por encima de todo, y esta presencia tiene prioridad sobre otros intereses políticos y económicos rusos en Yemen. Moscú sabe muy bien que Estados Unidos tiene cerca de 50 000 soldados en 29 bases militares en el Golfo Pérsico. Washington tiene más de 300 aviones de guerra y cientos de miles de millones de dólares en ventas de armas en la región, y la clave para resolver el equilibrio de poder en la Península Arábiga a favor de Moscú es tener presencia física en una de las regiones más geoestratégicas del mundo: el estrecho de Bab el-Mandeb.
Fuente: MECRA - Middle East Center Reporting and Analysis
Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
El reconocido predicador luchaba contra un cáncer de pulmón avanzado desde hacía tres años
Luis Palau murió a los 86 años El pastor evangelista Luis Palau murió este jueves en Estados Unidos a los 86 años. La noticia fue comunicada por la asociación que lleva su nombre, que indicó que murió en su casa en Portland, en el estado de Oregon (Estados Unidos), luego de “una batalla de tres años contra el cáncer de pulmón en etapa IV”.
“Tenemos el corazón roto, pero llenos de esperanza y fe. Servimos a un buen Dios que nos ama enormemente. Y papá dio su vida por compartir esa buena noticia con el mundo. Si quieres compartir algún recuerdo o nota sobre papá, o leer más sobre su increíble vida, visita https://LuisPalau.org”, escribió la familia a través de las redes sociales del predicador.
El documento recuerda a su vez el enorme alcance que llegó a tener Palau como predicador: “Escribió más de 50 libros y habló en forma personal en más de 500 eventos masivos en 80 naciones del mundo alcanzando a millones de personas, cara a cara, con el mensaje cristiano”, indica un pasaje del documento.
Gracias a su gran influencia, también fue recibido por presidentes, empresarios, periodistas, representantes de la nobleza y distintos líderes mundiales.
“Partió con el Señor el Evangelista Luis Palau. A través de las campañas y eventos masivos realizados en decenas de países y ciudades del mundo, millones de personas conocieron del amor de Jesús. Oramos por su familia y equipo de servicio, que sean fortalecidos con nuevas fuerzas”, señaló por su parte en sus redes sociales Osvaldo Carnival, pastor de Catedral de la Fe.

En 2008, Luis Palau congregó a cerca de un millón y medio de fieles en Buenos Aires (http://www.luispalau.net/) Nacido en Buenos Aires el 27 de noviembre de 1934, en 1946 se convirtió al evangelismo luego de asistir a un templo protestante. Años después, viajó a Estados Unidos para estudiar el seminario Multnomah School of the Bible, en Portland, ciudad norteamericana en la que se estableció y permaneció el resto de su vida.
La Asociación Luis Palau recuerda que durante los años 70 y 80, el evangelista argentino “fue uno de los pocos predicadores extranjeros autorizados a realizar eventos de carácter espiritual dentro de la antigua Unión Soviética”. “Cuando en 1991 cayó la `Cortina de Hierro´, fue uno de los primeros en realizar campañas en estadios al aire libre en la región. Campañas similares en naciones aparentemente `cerradas al cristianismo´en el Medio Oriente y Asia también ayudaron a derribar barreras y establecer nuevos estándares para los esfuerzos de evangelización masiva”.
Sus históricos eventos masivos lograron congregar a millones de personas en todo el mundo. En su presentación en Buenos Aires, en 2008, la prensa secular local indicó que la primera noche asistió medió millón de personas, y un millón en la segunda. En Lima, en tanto, llegó a reunir a cerca de 700.000 fieles.

Luis Palau con sus hijos Andrés (izquierda) y Kevin (derecha) (http://www.luispalau.net/)
Su último evento presencial lo llevó a cabo en Madrid, en 2019, cuando ya estaba atravesando el cáncer de pulmón. Allí se dieron cita más de 85.000 personas.
Desde hace años, las operaciones diarios de la Asociación Luis Palau han sido dirigidas por los hijos del evangelista. Kevin se desempeña como presidente y director ejecutivo; Keith forma parte del equipo de desarrollo; Andrés, el tercero de cuatro, siguió los pasos de su padre como evangelista; y Stephen, el menor, es maestro de escuela en Portland.
El ministerio logró construirlo en 1978 gracias a la colaboración de Bill Graham, quien aportó capital luego del éxito que tuvo Palau en Bogotá. Esa gran presentación que tuvo ante el público colombiano le permitió también asumir la dirección del Servicio Evangelizador para América Latina (SEPAL).

Luis Palau fue considerado discípulo de Billy Graham (http://www.luispalau.net/)
Actualmente sus programas radiales se transmiten en más de cuatro mil radioemisoras en el mundo. Sumado a sus programas de televisión y streaming, su mensaje llegó a cerca de mil millones de personas en sus más de 65 años de labor.
Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243