Abril 21, 2021
Una mesa lista para el Seder de Pesaj Foto: Wikimedia Dominio Público
Las familias judías pudieron volver a reunirse hoy en Israel en torno a la mesa del "seder", la cena ritual que da inicio al Pésaj (Pascua) que debió circunscribirse al grupo nuclear o en muchos casos no pudo celebrarse el año pasado por un toque de queda que limitó la fiesta de la libertad.
Sin restricciones este año tras la exitosa campaña de vacunación, la cena ceremonial de hoy abre una semana festiva en Israel, que conmemora el éxodo desde Egipto cuando el pueblo judío escapó de la esclavitud.
"Y por supuesto me siento mucho más cómoda al reunirme con mis abuelos cuando todos ya están vacunados y no tener que estar preocupada por el virus", declaró Yuval Ungar, de 23 años, antes de trasladarse a la casa familiar.
El lavado de manos de manera ritual, el consumo de cuatro copas de vino y la lectura de la Hagadá, libro que recopila el relato bíblico del éxodo de los judíos, son parte de la tradicional cena de hoy.
Esta festividad se caracteriza porque no se consume productos hechos con harina leudada, incluyendo cerveza y pan.
En su lugar se come el "matzá", pan ázimo que rememora la apresurada salida de los judíos del Egipto faraónico, tras más de 200 años como esclavos, por lo que no tuvieron tiempo de cocer sus panes.
Las familias, sobre todo religiosas, limpian minuciosamente las casas antes de la Pascua judía para dejarlas sin una mota de levadura y buena parte de los negocios también se vacían de productos leudados.
El año pasado el toque de queda y el cierre de ciudades para contener el coronavirus impidió que las familias se reunieran. Hoy con más de la mitad de la población vacunada con las dos dosis y la pandemia controlada, Israel comenzó a celebrar al caer la tarde una de las festividades más importantes de la tradición judía. EFE y Aurora
Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Mansión donde tuvo lugar la Conferencia de Wannsee Foto: Meisterhaui Pixabay El 20 de enero de 1942, en una mansión de Wannsee, al suroeste de Berlín, quince miembros del gobierno de Adolf Hitler acordaron en solo 90 minutos el plan organizativo de la “Solución Final al Problema Judío”, la decisión definitiva sobre lo que se conocería como el Holocausto. La villa albergó hace 78 años lo que se conoce como la Conferencia de Wannsee y el lugar es ahora un Centro de Formación y Lugar Conmemorativo, que acaba de inaugurar una exposición que cuenta la historia de uno de los mayores puntos de inflexión en los métodos de asesinato sistemático del régimen nazi. La decisión de llevar a cabo estos asesinatos, sin embargo, no se tomó en aquella reunión, como explica la directora del departamento educacional de la Casa de la Conferencia de Wannsee, la doctora Elke Gryglewski. "La decisión para el asesinato sistemático ya fue tomada antes, supuestamente en algún momento del otoño de 1941. Ya existían todos los elementos que son parte del asesinato sistemático: los fusilamientos en masa, las deportaciones, también los primeros campos de exterminio ya existen”. "Por eso cuando esta reunión tiene lugar la meta es la organización”, puntualizó. “Implementar la distribución de trabajo entre los diferentes ministerios y también discutir la pregunta de cómo van a ser afectados los hijos de parejas judías y no judías." La toma de estas decisiones era muy importante para el gobierno alemán, que a comienzos de 1942 todavía esperaba acabar pronto la guerra, por lo que el encargado para organizar y llevar la reunión fue un general de las SS, Reinhard Heydrich. Una vez resueltos todos los detalles, las decisiones tomadas durante esos 90 minutos en Wannsee no tardaron en hacerse efectivas por el resto de Europa. “La organización acordada aquí se implementa rápidamente; después de la conferencia se construyen los campos de exterminio que aún no existían dentro de campos de concentración que ya existen, se construyen las cámaras de gas y a partir del verano de 1942 empiezan las deportaciones sistemáticas por toda Europa”, explicó Gryglewski. UN LUGAR PARA EL DESCANSO DE LAS SS El lugar elegido para la conferencia fue esta villa a las afueras de Berlín: una mansión a las orillas de un lago y rodeada de naturaleza, en una zona de vacaciones de la clase alta berlinesa. La casa fue vendida en 1940 a una fundación creada por el propio Heydrich, y utilizada hasta el final de la guerra como vivienda y lugar de recreo para oficiales de las SS. Con espacio suficiente en sus tres pisos, amplios jardines y la facilidad de llegar en algo menos de una hora al centro de Berlín, esta casa fue el lugar idóneo para compaginar este servicio casi hotelero con el trabajo institucional que los altos mandos de las SS debían hacer. Aunque allí tuvieron lugar muchas conferencias, esta es sin duda la más importante y recordada por las consecuencias que acarreó para los judíos de toda Europa. MEMORIA HISTÓRICA DE LA CASA DE WANNSEE Allí se encontraron, ya al haber acabado la guerra, los documentos que probaban la verdadera relevancia de la conferencia, pero no se les dio mucha importancia y la casa se convirtió en un centro de recreo para niños hasta 1988, cuando por fin se toma la decisión de convertirlo en lugar conmemorativo. "Durante ese periodo ya había esfuerzos de sobrevivientes como el historiador judío Joseph Wulf", explicó Gryglewski, "que ya en 1964 quiso instalar aquí un centro internacional de documentación para dar la posibilidad a quien quiera de investigar al régimen nazi". Sin embargo, el historiador se encontró con la reticencia del gobierno, ya que por aquel entonces, explicó Gryglewski, "aún había muchos ex nazis en puestos gubernamentales, y no se quería hacer un centro de documentación como este". "Lo que es trágico es que Joseph Wulf, cuando ve que su iniciativa no se cumple y está claro que no se va a cumplir, se suicida en 1964, lo que nos muestra lo difícil que habría sido vivir en esas primeras décadas de la posguerra, en una sociedad que todavía estaba muy dominada por las ideas y por las personas del régimen nazi." La historia de Wulf, así como la de la propia casa y de la sociedad de la época, han sido incluidas en la nueva exposición junto con la información y documentos que se han podido recuperar de la reunión. Con todos estos elementos, espera Gryglewski, los visitantes podrán tener una visión global de lo que ocurrió en la conferencia de la Casa de Wannsee, que en tan solo una hora y media marcaría tan drásticamente la historia de Europa y del mundo. EFE
Personal de emergencia e investigadores policiales en la escena del ataque en Jersey City Foto: REUTERS Lloyd Mitchell
La Comunidad Judía de Ecuador (CJE) se solidarizó con los familiares de las víctimas del ataque a un supermercado kósher en la ciudad estadounidense de Jersey City y en particular con los del ecuatoriano Douglas Miguel Rodríguez Barzola, que trabajaba en el establecimiento.
"Acompañamos en este difícil momento a todos los familiares de las víctimas del ataque terrorista ocurrido en un supermercado kósher" el martes, se lee en un comunicado en el que la comunidad expresa sus condolencias.
Y envía su "solidaridad" a los familiares "del compatriota Douglas Miguel Rodríguez", en especial "a su esposa Martha Freire, su hija Amy Milagros, a su hermano el pastor William Rodríguez".
Rodríguez, de 49 años, había emigrado hacía tres años junto con su esposa e hija luego de perder su empleo en Ecuador como responsable financiero en una compañía de seguros que se declaró en bancarrota en 2014.
El martes se hallaba en el establecimiento de comida judía cuando dos pistoleros abrieron fuego contra sus ocupantes.
Las autoridades estadounidenses han dicho que el caso se investiga como "potencial acto de terrorismo doméstico", alimentado por el antisemitismo y el odio a los agentes del orden.
En el suceso murieron tres civiles, un policía y los dos pistoleros, David Anderson y Francin Graham, abatidos en un enfrentamiento con los agentes.
"Repudiamos este acto de violencia llevado a cabo por grupos terroristas y hacemos nuestros mejores votos para que este hecho no quede en la impunidad", subraya el comunicado de la CJE.
Los restos del ecuatoriano serán velados este sábado y luego repatriados para ser sepultados en su natal ciudad de Guayaquil.
La familia publicó un mensaje en una página de GoFundMe donde se recauda dinero para su entierro en el que indican que el jueves se reunieron con miembros de la comunidad judía de Nueva Jersey y conocieron detalles de los últimos momentos del inmigrante.
"Queremos tener la oportunidad de compartir lo que hemos sabido", señalan y agregan que el ecuatoriano murió "después de heroicamente poner la vida de otros antes que la de él".
"Por alguna razón eso no nos sorprende. Miguel siempre ha sido el hombre en la familia que desinteresadamente puso a otros primero", afirmaron.
La familia se refería a que tras haber sido herido por los pistoleros, el ecuatoriano pudo abrir una puerta del supermercado para que un cliente pudiera escapar, según se supo este viernes.
Aunque los pistoleros le dispararon y resultó herido, este cliente, que no ha sido identificado por las autoridades, es el único sobreviviente de las cuatro personas que se encontraban en el establecimiento tiroteado.
"Después de recibir un disparo, abrió (Miguel) la puerta trasera para que un cliente fuera rescatado", ha dicho el rabino David Niederman, director ejecutivo de la Organización de Judíos Unidos de Nueva York. EFE
Princesa Reema Bint Bandar bin Sultan Bin Abdulaziz al Saud Foto: Embajada de Arabia Saudita
La embajadora de Arabia Saudita en Washington, princesa Reema bint Bandar al Saud, envió sus saludos de felicitación con motivo de la festividad de Rosh Hashaná a los hebreos de Estados Unidos y les deseó un feliz y dulce año nuevo judío.
“En esta ocasión de Rosh Hoshanna [sic], su Alteza, la Embajadora Reema Bandar al Saud envía sus deseos de un feliz y dulce año nuevo”, escribió la embajadora en una tarjeta de salutación.
Se trata de la primera vez que la Embajada de Arabia Saudita en Washington envía saludos a los judíos estadounidenses con motivo de Rosh Hashana, señala un reporte del canal norteamericano NBC.
En la parte inferior de la tarjeta puede leerse la leyenda “Feliz Shana Tova”, junto con dibujos de manzanas, miel y granadas, todos alimentos tradicionales que se suelen comer en la festividad.

La semana pasada, el Estado de Israel felicitó a Arabia Saudita por su día nacional, enviando al reino del Golfo Pérsico cálidos deseos de paz y seguridad; a pesar de que no existen relaciones diplomáticas formales entre ambos países.
El Ministerio de Exteriores de Jerusalén publicó, en sus cuentas de Twitter en idioma árabe, el 23 de septiembre, al menos tres mensajes con motivo del 89° día nacional, cuando Arabia Saudita celebra la proclamación del rey Abdul Aziz Ibn Saud de la unificación de sus dominios en el Reino, en 1932.
“Felicitamos al pueblo saudita en ocasión de su 89° día nacional”, apuntó la cancillería israelí
“Que esta festividad tenga lugar otra vez en seguridad y en un clima de paz y de buena vecindad. Pedimos a Dios, alabado sea, que vuestros esfuerzos para desarrollarse, prosperar y avanzar sean exitosos”, agregó.
Un mensaje de Twitter en la misma cuenta exhibía el video de una mesa cubierta con tortas de color verde y blanco, decoradas con la bandera saudita y con mensajes de felicitación, horneadas con la esperanza de “celebrar juntos en el año próximo”.
El Ministerio de Exteriores de Jerusalén felicita rutinariamente a países en su día nacional, pero solamente aquellos con los que mantiene relaciones diplomáticas.
Las relaciones secretas entre Jerusalén y Riad, focalizadas principalmente en cuestiones de defensa, especialmente en la enemistad mutua frente a Irán son vox populi; no obstante, las expresiones públicas de afecto a través de canales diplomáticos no suelen ser comunes.

Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
El canciller ecuatoriano José Valencia rinde homenaje a Antonio Muñoz Borrero Foto: Cancillería de Ecuador vía Facebook
El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Ecuador reinstauró como cónsul honorario en Estocolmo, de manera simbólica, al diplomático Manuel Antonio Muñoz Borrero, por haber salvado a cientos de judíos durante el Holocausto.
En el acto, celebrado en la sede del Ministerio, el ministro de Exteriores, José Valencia, dejó sin efecto el acta ministerial por el cual, el 13 de enero de 1942, se procedió a destituir a Muñoz Borrero por haber facilitado 80 pasaportes a judíos que se encontraban en Estambul.
El nuevo acta ministerial también exalta su labor “como defensor de los derechos humanos” para salvar a los judíos “aun a costa de su bienestar personal y familiar”, y pide disculpas a familiares y amigos del diplomático.
Su sobrino-nieto, Esteban Coello, que recibió copia del acta, afirmó que la Cancillería ecuatoriana de la época “lo ignoró y lo dejó en el olvido” a pesar de su labor “de altísima humanidad en la que se jugó la vida para salvar a unos desconocidos”.
“En las últimas décadas, su historia se reconstruyó gracias a muchos esfuerzos de la familia y de otros historiadores en Israel, en Argentina, en Europa, en EEUU y en Ecuador y logramos reconstruir toda la historia de Manuel Antonio, su heroísmo, y este es el paso final para salvar su memoria”, recordó el pariente más cercano que hoy tiene en Ecuador.
Dado que no tuvo hijos con su esposa ecuatoriana, de la que vivió apartado durante décadas, su descendencia más directa fue la que tuvo con una mujer sueca, con la que tuvo un hijo ya fallecido.
Hoy, durante el acto, se proyectó un vídeo de su nieta sueca, Manuela Bjelke, en el que agradecía al ministro por el gesto y destacó que, con iniciativas como esta, “se esté inspirando a las nuevas generaciones a luchar contra el antisemitismo”.
Antes del evento, en una entrevista, el ministro de Relaciones Exteriores resaltó que el comportamiento de Muñoz Borrero en Estocolmo fue “una señal de actitud valiente, humanista, de solidaridad, de hermandad con quienes eran perseguidos por el hecho de ser lo que eran, lo que son, judíos”.
Y precisó que debido a que la ley no permite “designar a nadie a título póstumo”, se quiso hacer un acto de “simbolismo” mediante la derogación del acta que invalidó como cónsul en el país escandinavo al diplomático ecuatoriano.
También admitió que esta fue una “reivindicación histórica” de su familia para poder respaldar el recuerdo que ellos tienen de su pariente como “un hombre justo, que actuó de acuerdo a su conciencia, e Israel lo recuerda como tal”.
Se refirió a la condecoración que ese país hizo al diplomático ecuatoriano en 2011 al concederle el título de ‘Justo de las Naciones’ por salvar a judíos durante la Segunda Guerra Mundial.
Este es el más alto rango que entrega ese país a personas no judías que, de forma altruista y a pesar del riesgo que corrían, contribuyeron a salvar vidas de manos de los nazis.
“Muñoz Borrero nos recuerda que frente a la confusión ética que traen el terror, la violencia y la intolerancia, pueden sobrevivir la bondad y la filantropía y que las vidas salvadas desmienten el vaticinio victimista que nada podemos hacer para combatir la deshumanización del mundo”, arengó el canciller en su alocución.
En el acto estuvieron presentes la presidenta de la Asamblea Nacional, Elizabeth Cabezas, la presidenta de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador, María Paulina Aguirre, y el Procurador General del Estado, Íñigo Salvador, entre otras autoridades. EFE
Página 1 de 2

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243