Septiembre 28, 2021
El esfuerzo de Irán por desarrollar una bomba nuclear y alcanzar la capacidad militar para utilizar sus misiles requiere madurez en varios ejes.
Foto: Alma Por Sarit Zehavi
En primer lugar, el enriquecimiento de uranio a nivel militar. Posteriormente, el uranio debe convertirse en metal y moldearse en un núcleo de fisión. Al mismo tiempo, se debe desarrollar el artefacto explosivo nuclear que, junto con el núcleo del material de fisión, constituye la bomba nuclear.
Para lanzar la bomba, debe adaptarse al tamaño de una ojiva de misil y, finalmente, lanzarse utilizando un despliegue operacional de misiles tierra-tierra adecuado capaz de portar una ojiva nuclear. Actualmente, los iraníes pueden acreditarse significativamente por los avances que han logrado en el campo del enriquecimiento de uranio y la gama operativa de misiles tierra-tierra.
Según se publicado, los iraníes han logrado un progreso significativo en el enriquecimiento de uranio. Una vez tomada la decisión, podrían, en unas pocas semanas, enriquecer suficiente material para producir un solo núcleo de fisión. El actual sistema de misiles balísticos tierra-tierra de Irán es un sistema de misiles operacional existente y desarrollado. Corea del Norte es una de las principales partes responsables de la competencia de los sistemas operativos de misiles de Irán. El alcance de los misiles tierra-tierra iraníes varía de 300 km («Fatah 110») a más de 2000 km («Sajjil-Ashura»). “Shahab 3” e «Imad 1» (hasta 2000 km) y «Sajjil-Ashura» (2000 km o más), que se consideran misiles balísticos de alcance medio (MRBM).
Todos los misiles iraníes son portátiles y pueden ser transportados y lanzados desde lanzadores transportadores erectores (TEL) desde cualquier posición de lanzamiento deseada. Irán puede lanzar algunos de ellos desde silos subterráneos.

Despliegue de misiles balísticos iraníes
En nuestra estimación, los iraníes están «atascados» en las etapas de moldeo del núcleo, el dispositivo explosivo y el embalaje. La investigación y el desarrollo de la producción de uranio metálico para el núcleo de la bomba se encuentran en las etapas iniciales. Los iraníes han hecho varios intentos iniciales para producir uranio metálico; no conocemos nuevos avances en este campo. En nuestra evaluación, el proceso de adaptación de una ojiva a un sistema de misiles balísticos también se encuentra solo en las etapas iniciales.
El 29 de noviembre de 2020, los esfuerzos iraníes para alcanzar la capacidad nuclear militar, haciendo hincapié en el desarrollo del dispositivo explosivo y su adaptación a un misil, se vieron gravemente afectados. Mohsen Fakhrizadeh, quien se desempeñaba como director del programa nuclear militar de Irán, fue eliminado por un actor desconocido. Según publicaciones extranjeras, Israel estuvo detrás de este asesinato.
¿Quién era Mohsen Fakhrizadeh y por qué fue atacado específicamente?
Mohsen Fakhrizadeh, de 59 años, fue el director del programa nuclear militar de Irán durante muchos años. El objetivo del programa era desarrollar un dispositivo de detonación nuclear y reducir el tamaño de las ojivas nucleares de Irán, permitiéndoles encajar en misiles balísticos que tengan la capacidad de llegar hasta Europa. Fakhrizadeh estuvo bajo la vigilancia del servicio de inteligencia israelí durante muchos años. El ex primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, expuso una foto de él por primera vez en 2018 después de que Israel lograra obtener el archivo nuclear de Irán. En contraste con Qasem Soleimani, quien era considerado una celebridad, Fakhrizadeh, era considerado un hombre misterioso cuyo nombre era conocido principalmente por las agencias de inteligencia. (¿Cambiará el asesinato de Fakhrizadeh las reglas del juego?)

Las diversas publicaciones sobre «Irán nuclear» y «el progreso de Irán hacia la bomba nuclear» parecen un poco engañosas. Hoy, Irán carece de capacidades esenciales:
1. La capacidad de producir un núcleo de uranio metálico.
2. La capacidad de producir un dispositivo explosivo nuclear y adaptar una ojiva nuclear a un misil. es decir, Irán actualmente no tiene la capacidad operativa militar para usar una bomba nuclear, usando misiles balísticos tierra-tierra.
En conclusión, la definición de un estado nuclear consta de muchas variables, tales como adquirir y desarrollar capacidades específicas, acumular conocimientos y más. Irán está logrando avances significativos en algunas de las variables. Sin embargo, hay variables en las que Irán está relativamente menos avanzado. Sin embargo, la falta de capacidades específicas no significa que Irán no sea un país en el umbral nuclear. Además, esto no contradice el hecho de que Irán está progresando a un ritmo alarmante hacia ese estado. El progreso iraní es muy rápido y está al borde de la definición de ser un país en el umbral nuclear, ya que posee muchas capacidades y amplios conocimientos en el campo nuclear.
Fuente: Alma Research and Education Center
Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
#Irán, #programa nuclear iraní
Reactor nuclear de Arak en Irán Foto: Naanking2012 Wikimedia CC BY-SA 3.0

Irán se encuentra a una distancia de dos años de fabricar una bomba nuclear y producir la ojiva capaz introducirse en un misil para su eventual despacho, señala una reporte anual de la Inteligencia Militar (AMAN, por sus siglas en hebreo) de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).
Si Teherán acelera el proceso, el próximo invierno acumulará suficiente uranio como para producir una bomba atómica, y precisará otro año para fabricar una ojiva.
No obstante, se cree que los iraníes todavía están interesados en adherirse al acuerdo nuclear de 2015 y que las violaciones al pacto tienen como objetivo acumular cartas para negociar el próximo acuerdo.
Paralelamente, la Inteligencia Militar cree que la posibilidad de que estalle una guerra promovida por el enemigo es baja. Pero existe una probabilidad entre media y baja de “preservar las ecuaciones de respuesta en el escenario norte con disposición al riesgo de guerra”. Es decir que las reacciones enemigas a las acciones atribuidas a Israel podrían conducir a una escalada.
La Inteligencia Militar señala el 2020 como un año de decisiones difíciles para Teherán, desviando recursos para continuar con el programa nuclear. Se trata de decisiones difíciles con respecto a la decisión iraní de seguir con el proyecto atómico, la crisis económica en el país, el afianzamiento militar en Siria y las elecciones en el Parlamento iraní (Majlis).
La evaluación de la situación anual fue actualizada tras la eliminación del comandante de la Fuerza Quds, Qasem Soleimaní, durante un ataque aéreo estadounidense en las afueras del aeropuerto de Bagdad. “Se trata de un evento de limitación en el coro plazo”, apuntó la Inteligencia Militar. “Pero se requiere un examen y seguimiento de los desarrollos al día siguiente”.
Según las estimaciones de inteligencia, aún se puede influenciar el afianzamiento militar iraní en Siria, especialmente tras la eliminación de Soleimani que ha dejado un vacío en la región. La pregunta es cómo lograrán sus sucesores conservar el complejo sistema que creó en Oriente Medio. Además, la Inteligencia Militar revela que el grupo terrorista libanés chií Hezbollah está enviando efectivos al lado sirio de los Altos del Golán. Hamás también ha establecido células en esa zona y la Jihad Islámica está tratando de hacerlo, pero por ahora sin éxito.
La Inteligencia Militar recomienda aprovechar el vacío producido en la dirección de la Fuerza Quds en Siria, creado por la eliminación de Soleimani, y aumentar los ataques contra el afianzamiento militar iraní en ese país árabe. Además, detecta que Teherán está reduciendo el número de sus soldados en el terreno.
Al mismo tiempo, se estima que la inestabilidad política continuará en el Líbano este año. También la acumulación de poder de Hezbollah, que deberá decidir si continúa con su proyecto de conversión y fabricación de misiles de precisión. Por otra parte, la Inteligencia Militar detecta en el discurso del líder de Hezbollah, jeque Hassan Nasralla, signos iniciales de independencia y alejamiento o insubordinación con respecto a Teherán. La eliminación de Soleimani también ha tenido efectos allí: en el contexto de su desaparición de este escenario. “La tendencia de separación de Hezbollah podría fortalecerse”.
La Inteligencia Militar también se refirió a la arena palestina y sugiere que su advertencia estratégica ha sido correcta. Hay una disminución en el volumen de ataques terroristas y la Autoridad Palestina continuará su ofensiva política contra Israel sin romper las reglas de juego, o sea sin sacar los pies del plato. Sin embargo, no se descarta que si se celebran elecciones, la Autoridad Palestina podría verse sorprendida por los resultados en Cisjordania y el apoyo en favor de Hamas que está creciendo.
En Gaza, Hamás ha sido disuadido por la guerra, y se apega a los acuerdos informales con Israel; pero está siendo desafiado por las organizaciones marginales insurgentes. Hamás continúa acumulando fuerzas y podría combatir durante días a Israel, pero se cuida de que la situación no se deteriore y se desate una contienda. Seguirá con sus esfuerzos para mantener la calma en la zona siempre y cuando lo considere beneficioso para su supervivencia. Es decir, que su motivación parece ser básicamente utilitaria.

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243