Abril 13, 2024
Luego de las declaraciones de Kamala, Borrell pide un alto al fuego en el Consejo de Seguridad de la ONU.
Josep Borrell Foto archivo: "CC-BY-4.0: © European Union 2022 – Source: EP". (creativecommons.org/licenses/by/4.0/) vía Flickr El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, expresó este lunes su deseo de que el Consejo de Seguridad de la ONU pida un alto el fuego en Gaza, después de que la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, cuyo país lo ha impedido hasta ahora, se haya mostrado favorable a ello.
«La vicepresidenta dijo con razón que se ha matado a muchas personas e instó a Israel a permitir el acceso humanitario sin obstáculos. Es hora de que el Consejo de Seguridad de la ONU actúe», dijo Borrell en un mensaje en su cuenta oficial de la red social X.
En un discurso pronunciado ayer, Harris dijo que «dada la inmensa magnitud del sufrimiento en Gaza, debe haber un alto el fuego inminente, durante al menos las próximas seis semanas, dado que es (la propuesta) que actualmente está sobre la mesa».
La vicepresidenta de Estados Unidos defendió esta medida porque permitiría liberar a los rehenes israelíes que el grupo terrorista palestino Hamás capturó en su ataque a Israel del pasado 7 de octubre, así como permitir la entrada de ayuda humanitaria.
«Nos permitiría construir algo más duradero, para garantizar que Israel esté segura y respetar el derecho de los palestinos a la dignidad, la libertad y el derecho de autodeterminación».
Hasta ahora, Estados Unidos había bloqueado en tres ocasiones resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que pedían un alto el fuego, ya que eran proclives a favorecer la postura de Hamás.
Tras las palabras de Harris «ya no debe haber ningún obstáculo para una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU en este sentido», escribió Borrell.
Fuente: Aurora Digital
Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
"No podemos dar a los palestinos el poder de veto sobre nuevos tratados de paz con los árabes", proclamó el primer ministro
Benjamín Netanyahu Foto: GPO
El primer ministro, Benjamín Netanyahu, utilizó su tribuna ante la Asamblea General de la ONU para pedir al mundo que ponga a Irán ante «una verdadera amenaza nuclear».
Sin embargo, poco después la Oficina del Primer Ministro aclaró que el primer ministro leyó mal la oración y quiso decir una “amenaza militar creíble”.
Irán, archienemigo de Israel desde hace décadas, no solo está torpedeando sus acuerdos de paz con varios países árabes -argumentó Netanyahu-, sino que ha desarrollado un programa nuclear a pesar del escrutinio del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).
«Por encima de todo, Irán debe se puesto ante una amenaza militar creíble. Y mientas yo sea primer ministro de Israel, haré todo lo que esté en mi mano para evitar que Irán consiga armas nucleares», dijo el jefe de Gobierno según el discurso publicado por su Oficina.
Además de las habituales invectivas contra Irán como presunto patrocinador del terrorismo internacional, Netanyahu tendió la mano a los países árabes que han firmado o quieran firmar acuerdos de paz con Israel, y particularmente a Arabia Saudita, con la que se negocia un acuerdo con mediación estadounidense.
«Contando juntos con el impulso del príncipe heredero (saudita) Mohammed Bin Salmán, podemos modelar un futuro de grandes lecciones para nuestros pueblos», dijo, y aprovechó entonces para mostrar un «mapa ideal» de Israel rodeado de países árabes aliados, que sería nexo de unión entre Asia y Europa con un potencian de prosperidad para 2.000 millones de personas, dijo.
Sin embargo, este acercamiento a los países árabes tiene un aguafiestas: según Netanyahu, son los palestinos los que se oponen a la paz con Israel con «su constante demonización del pueblo de Israel», y sobre todo el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbás, y sus «horribles conspiraciones antisemitas contra el pueblo y el Estado de Israel».
Por ello, animó a los estados de la región a avanzar hacia la paz sin estos últimos: «No podemos dar a los palestinos un (poder de) veto sobre nuevos tratados de paz con los árabes», proclamó.
Es más -subrayó-, una extensión de la paz con más estados árabes solo puede «aumentar las esperanzas de paz entre palestinos e israelíes», pues esos posibles nuevos acuerdos harán a los palestinos «abandonar la fantasía de destrozar Israel».
Fuente : Aurora Digital
Según las informaciones recibidas, el proceso judicial no fue justo y se utilizó la tortura para obligar a los acusados confesar.
Efectivos del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní desfilan en Teherán Foto: Hamid Reza Niko Maram / Agencia de Noticias Fars CC BY 4.0 Varios expertos de la ONU en derechos humanos unieron sus voces para condenar la ejecución de tres jóvenes presos que fueron acusados de matar a agentes de seguridad durante las protestas pacíficas que se produjeron el año pasado, tras la muerte de una joven en una comisaría, a la que había sido conducida por no llevar correctamente el velo islámico.
Según las informaciones recibidas por esos expertos, el proceso judicial no fue justo y se utilizó la tortura para obligar a los acusados confesar.
«Las ejecuciones de estos hombres aumenta nuestras preocupaciones de que las autoridades iraníes siguen teniendo poco respeto del derecho internacional. La pena de muerte ha sido aplicada tras un juicio que no ha cumplido los estándares internacionales de la justicia y el debido proceso», señalaron.
Los expertos señalaron que desde el pasado 1 de enero se han reportado al menos 259 ejecuciones, la mayoría por delitos relacionados con drogas, y han involucrado a personas de minorías de una forma desproporcionada.
«El número exacto de ejecuciones se desconoce debido a la falta de transparencia del gobierno, así que es probable que la cifra sea mayor», señalaron en un comunicado.
Los firmantes fueron el relator especial de Naciones Unidas sobre Irán, Javaid Rehman; la relatora sobre la independencia de jueces, Margaret Satterthwaite, y el relator sobre ejecuciones extrajudiciales y sumarias, Morris Tidball-Binz. EFE
La Oficina de la ONU para los Derechos Humanos mostró su preocupación por las denuncias de misteriosos envenenamientos con gas en colegios femeninos de diversas ciudades iraníes y pidió que se investiguen de forma transparente.
Fuerzas de la Guardia Revolucionaria Islámica marchan en Teheran Foto ilustración: Farsnews.ir CC BY 4.0 «Nos preocupa mucho que las niñas puedan ser víctimas de ataques deliberados y aunque las autoridades ya han asegurado que están investigando los incidentes, urgimos a que tales pesquisas sean transparentes y sus resultados sean hechos públicos», indicó en rueda de prensa la portavoz de la oficina Ravina Shamdasani.
Reiteró además la condena de la oficina que dirige el alto comisionado Volker Türk a «toda forma de violencia contra mujeres y niñas», para a continuación pedir a las autoridades de Irán que «introduzcan legislación efectiva para impedir este tipo de actos violentos y otos discriminatorios».
En la misma rueda de prensa, la portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Margaret Harris señaló que la agencia está en contacto con las autoridades sanitarias de Irán y con profesionales médicos para intentar conocer los detalles de estos sucesos.
Cerca de un millar de alumnas han sido envenenadas con un supuesto gas en unos 50 centros educativos femeninos de una decena de ciudades de Irán desde noviembre, en unos incidentes que comenzaron en la ciudad santa del chiísmo de Qom y que se han multiplicado en los últimos días.
Algunas teorías apuntan a fundamentalistas que buscan venganza por el papel de las jóvenes en las protestas desatadas por la muerte en septiembre de Mahsa Amini, tras ser detenida por no llevar bien puesto el velo.
Las alumnas de colegios e institutos participaron en esas protestas de marcado tono feminista, se quitaron los velos, gritaron «mujer, vida, libertad» e hicieron cortes de manga a retratos del líder supremo de Irán, Ali Khameneí, y al fallecido ayatolá Ruhollah Khomeiní. EFE
El primer ministro, Benjamín Netanyahu, condenó la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas que pide a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que emita una opinión consultiva sobre la “ocupación de territorio palestino”.
Benjamín Netanyahu Foto: GPO Kobi Gideon vía Facebook Netanyahu acusó al organismo internacional de “distorsionar hechos históricos” y declaró que el pueblo judío no puede ser un “ocupante” en su propia tierra.
El primer ministro, que asumió apenas el jueves, aseguró que Israel no está obligado a acatar la resolución.
“Al igual que cientos de decisiones retorcidas de la Asamblea General de la ONU contra Israel a lo largo de los años, la vergonzosa resolución de hoy no compromete al Gobierno de Israel”, apuntó el mandatario.
“El pueblo judío no está ocupando su tierra y no está ocupando su capital eterna, Jerusalén. Ninguna resolución de la ONU puede distorsionar esta verdad histórica”, agregó el titular del Ejecutivo israelí.
“Seguiremos luchando por la verdad”, concluyó.
La resolución de la Asamblea General de la ONU, que fue aprobada por 87 votos a favor, 26 en contra y 53 abstenciones, pide a la CIJ con sede en La Haya que “emita urgentemente una opinión consultiva” sobre la “ocupación prolongada, el asentamiento y la anexión del territorio palestino” por parte de Israel.
También pide una investigación sobre las medidas israelíes “dirigidas a alterar la composición demográfica, el carácter y el estatus de la Ciudad Santa de Jerusalén” y dice que Israel ha
adoptado “legislación y medidas discriminatorias”.
Estados Unidos, Gran Bretaña, Australia, Austria, Canadá, Alemania e Italia votaron en contra de la resolución.
Captura de la pantalla / ONU El flamante ministro de Exteriores, Eli Cohen, también calificó la decisión de “antiisraelí” y denunció que la aprobación de la resolución “presta apoyo a las organizaciones terroristas y al movimiento antisemita BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones), contraviniendo los principios acordados por la propia ONU”.
“Esta última iniciativa es otro error del liderazgo palestino que durante años ha apoyado e incitado al terror y dirige a su pueblo de una manera que daña a los propios palestinos y cualquier posible final del conflicto”, dijo Cohen.
“Esta decisión no cambiará nada sobre el terreno, ni nos impedirá seguir luchando contra el terrorismo, defender a los ciudadanos de Israel y promover los intereses del país”, añadió el ministro.
Página 1 de 2

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 59 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 7330967 - 7266850  

  +Cel: (+51) 945002522