Octubre 27, 2020
Recep Tayyip Erdogan Foto kremlin.ru Wikimedia CommonsCC BY 4.0
Turquía está protestando contra Emiratos Árabes Unidos por establecer relaciones diplomáticas con Israel, a pesar de que Ankara ha tenido relaciones diplomáticas con Israel durante los últimos 71 años. Si los Emiratos Árabes Unidos, como argumenta Ankara, han traicionado la "causa palestina" simplemente por tener relaciones diplomáticas con Israel, entonces Turquía ha estado traicionando la "causa palestina" desde 1949.
En estos días, el cálculo de la política exterior de Turquía, especialmente cuando se trata de asuntos relacionados con Israel, parece reflejar el pensamiento de un niño de quinto grado. Ya no me gusta David y, tú, Bassam, quieres jugar con él, así que ahora tú tampoco me gustas.
Así es exactamente como se comportó la república turca de 97 años cuando Israel y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) anunciaron la normalización de sus relaciones diplomáticas. No se ha dicho ni una palabra para explicar cómo un país que ha tenido relaciones diplomáticas con Israel durante 71 años podría protestar lógicamente contra la decisión de otro país de establecer relaciones diplomáticas con el Estado judío.
Turquía permaneció neutral durante la guerra árabe-israelí de 1948. Al concluir, la entonces joven república turca se convirtió en el primer país musulmán en reconocer al naciente Estado de Israel el 28 de marzo de 1949.
En enero de 1950, Ankara envió a un diplomático de carrera, Seyfullah Esin, a Tel Aviv como el primer encargado de negocios turco en Israel. En 1951, Turquía se unió al bloque occidental de países que protestaron por la decisión de El Cairo de negar el paso de barcos israelíes por el Canal de Suez. El Mossad abrió una estación en suelo turco a principios de la década de 1950. En 1954, el primer ministro turco Adnan Menderes, durante una visita a Estados Unidos, pidió a los Estados árabes que reconocieran Israel.
En 1958, un avión El Al solicitó un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto Yeşilköy de Estambul debido a problemas mecánicos. Según se supo, los pasajeros a bordo eran David Ben-Gurion, Golda Meir y el Jefe de Estado Mayor de las FDI, que estaban en una misión secreta. El propósito de la visita, que fue bien recibida por el gobierno turco, fue establecer y mejorar la cooperación cultural y de inteligencia.
Desde 1949 hasta el tratado de paz egipcio-israelí de 1979, Turquía seguía siendo el único país musulmán que tenía relaciones diplomáticas con Israel. Después de los Acuerdos de Oslo en 1993, Jordania se unió al club de naciones musulmanas que reconocen el Estado judío. Y el 13 de agosto de este año los Emiratos Árabes Unidos acordaron establecer relaciones diplomáticas con Israel. Otros Estados de mayoría musulmana están dando señales de que les gustaría hacer lo mismo.
¿Qué hay de malo en que las naciones árabes hagan la paz con Israel? Mucho, según Irán, Hamás y Turquía, un trío que se siente ofendido por los pasos hacia la paz en el Medio Oriente. Entre estos tres enemigos de la paz, sin embargo, Turquía es única.
El día después del histórico acuerdo entre Emiratos Árabes Unidos e Israel, el islamista hombre fuerte de Turquía, el presidente Recep Tayyip Erdoğan, dijo: "Le he dado instrucciones a mi ministro de Relaciones Exteriores… Podemos dar un paso para suspender las relaciones diplomáticas con los Emiratos Árabes Unidos o llamar a nuestro embajador en Abu Dabi… Porque estamos del lado del pueblo palestino”.
Una declaración del ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía dice: "La historia y la consciencia de los pueblos de la región no olvidarán y nunca perdonarán este comportamiento hipócrita de Emiratos Árabes Unidos, al traicionar la causa palestina por el bien de sus estrechos intereses".
Hamás está en una guerra de terror contra Israel. Irán no tiene relaciones diplomáticas con Israel y a menudo promete que algún día aniquilará al Estado judío. Hamás e Irán son el lado "canalla" de la imagen de la entidad. Turquía se diferencia de ellos en dos aspectos importantes: es miembro de la OTAN y candidato a convertirse en miembro de pleno derecho de la UE.
Pero incluso sin esos factores la respuesta de Turquía no tiene sentido. Ankara está protestando contra Emiratos Árabes Unidos por establecer relaciones diplomáticas con Israel, mientras que la propia Turquía ha tenido relaciones diplomáticas con Israel durante los últimos 71 años. Si, como argumenta Ankara, Emiratos Árabes Unidos ha traicionado la "causa palestina" al establecer relaciones diplomáticas con Jerusalén, entonces Turquía ha estado traicionando la "causa palestina" desde 1949.
¿Cómo puede un país cuerdo culpar a otro país por establecer relaciones diplomáticas con un Estado con el que ha tenido relaciones diplomáticas durante décadas? Cuando se trata de Israel, la Turquía de Erdogan no está cuerda.
Ankara no quiere la paz en Medio Oriente. Al igual que Irán, a Turquía le encanta odiar cualquier acuerdo de paz en la disputa árabe-israelí. A los líderes de Turquía, como a los de Irán, les encanta ganar en política interna abusando de la "difícil situación de los palestinos". Es probable que Ankara se sienta profundamente decepcionada si Israel y los palestinos lograran algún día estrechar sus manos sobre un tratado de paz sostenible.
Por el momento, un Estado que simpatiza con los principios rectores de Irán y Hamás se encuentra dentro de la alianza de la OTAN, una situación realmente extraña.
BESA: Centro Begin-Sadat de Estudios Estratégicos
Burak Bekdil es un columnista con sede en Ankara. Escribe regularmente para el Gatestone Institute y Defense News y es miembro del Foro de Medio Oriente.

Combatientes kurdas en una ceremonia de graduación en Hasaka Foto archivo: REUTERS/Rodi Said
Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD) han recuperado la mayor parte de las áreas tomadas por las fuerzas turcas en la fronteriza Ras al Ain, clave para su entrada a territorio sirio, después de una batalla que causó 21 bajas en ambos bandos, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.
Las FSD lanzaron un contraataque para retomar el territorio que les fue arrebatado en Ras al Ain como parte de la ofensiva de Turquía y grupos aliados en el noreste de Siria contra esta alianza de milicias mayoritariamente kurdas, que hoy entra en su quinto día.
Tras el contraataque, que causó enfrentamientos con 17 bajas en las filas de las facciones aliadas de Turquía y cuatro en el bando de las FSD, las milicias proturcas se retiraron de la zona industrial de Ras al Ain, según la ONG, con sede en el Reino Unido, pero una amplia red de colaboradores sobre el terreno.
Sólo en las áreas rurales que rodean esta localidad fronteriza y la cercana Tel Abiad más de 130.000 personas han tenido que huir de sus hogares, según un informe de situación difundido esta madrugada por la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).
Además, alerta de que la escasez de agua en la capital homónima de la provincia de Hasaka y sus alrededores se está deteriorando "rápidamente" y tornándose "crítica", lo que afecta ya a unas 400.000 personas, casi un cuarto de ellos residentes en campamentos.
Desde el inicio de la ofensiva hace cinco días -lanzada después de que Estados Unidos, aliado de los kurdos en su guerra contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), anunciara hace una semana su retirada de la zona- el Ejército turco ha atacado Ras al Ain y Tal Abiad con repetidos bombardeos e intenso fuego de artillería.
Según la Media Luna Roja Kurda, 34 civiles perecieron en los primeros cuatro días de la ofensiva turca, mientras que 200.000 han abandonado sus hogares de las zonas limítrofes con Turquía hacia otras regiones más al sur.
Ankara considera a las FSD y a su principal grupo, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), como una organización terrorista vinculada con la guerrilla del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK). EFE

Pacifico Comunicaciones
Victor Villasante
Misiles S 400 Foto: Mil.ru Wikimedia CC BY 4.0
El Ministerio de Defensa turco anunció este viernes que se ha efectuado la primera entrega del sistema ruso de defensa S-400, que la OTAN considera que no debería ser usado por un miembro de la Alianza y cuyo uso EEUU ha amenazado que puede ser incluso motivo de sanciones.
"El primer lote del sistema de defensa de misiles S-400, que se ha adquirido para cubrir las necesidades de defensa aérea y de misiles en Turquía, comenzó a llegar a la Base Aérea de Mürted en Ankara a partir del 12 de julio de 2019", señaló Defensa en un comunicado.
El canal público TRT mostró imágenes de tres aeronaves aterrizando en la Base Aérea de Ankara, iniciando el despliegue del sistema de defensa ruso en Turquía.
Las autoridades rusas han confirmado también el envío de esos componentes.
"El Servicio Federal de Cooperación Técnico Militar confirma el inicio de los suministros del sistema S-400 a Turquía. Los suministros se llevarán a cabo en los plazos acordados", declaró a la agencia rusa Interfax la portavoz del Servicio Federal de Cooperación Técnico Militar, María Vorobiova.
Turquía firmó un contrato de suministro con Rusia en abril de 2017, aunque aún no ha anunciado cuándo terminará la instalación ni cuando estarán operativo.
La compra de los S-400 por parte de Ankara ha sido denunciada por Washington, que ha reaccionado amenazando con suspender la participación de Turquía en el programa de desarrollo de los cazas F-35 e incluso con la imposición de sanciones al país.
A Washington le preocupa que Turquía use los F-35 cerca del sistema antimisiles S-400, puesto que podría dar lugar a una transferencia de información y crear agujeros de seguridad en el sistema de la OTAN.
La Alianza Atlántica, de la que Turquía es miembro, también ha advertido de que los misiles antiaéreos rusos son incompatibles con el sistema de defensa de la Alianza.
Turquía insiste en que está en su derecho de adquirir el material necesario para garantizar su seguridad y que la compra del sistema ruso se decidió al fracasar el intento de adquirir los Patriot de EEUU y ante la urgencia de disponer de un sistema de defensa antiaérea. EFE
Hassan Rouhani, Vladimir Putin y Recep Erdogan Foto: Kremlin.ru CC BY 4.0
Tres días después de que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, prometiera que una nueva comunidad que se establecerá en las Alturas del Golán llevará el nombre del presidente estadounidense, Donald Trump; Rusia, Irán y Turquía, condenaron el reconocimiento norteamericano de la soberanía de Israel sobre la estratégica meseta.
En una declaración conjunta, los tres países proclamaron que están comprometidos con la soberanía, independencia y unidad de Siria en correspondencia con los principios de las Naciones Unidas.
Delegados de los tres países emitieron la declaración durante una cumbre en Astana, capital de Kazajstán, dedicada a procurar el regreso de la estabilidad a Siria tras la guerra civil, que comenzó en 2011. El reconocimiento de la Administración de EE.UU. de la soberanía israelí sobre el Golán “constituye una grave violación de la ley internacional, particularmente de la Resolución 497 del Consejo de Seguridad de la ONU, y una amenaza para la paz y la seguridad del Oriente Medio”, expresaron los tres países.
En el mes de marzo los estados árabes manifestaron en el marco de la cumbre de la Liga Árabe en Túnez que apoyan el derecho de Siria de regresar a sus manos el Golán. “La decisión de Trump con respecto al Golán no cambia la situación legal de los territorios que están definidos como territorios ocupados en correspondencia con la ley internacional”, apuntó el secretario de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit.
Fuente: Aurora Digital
Foto: REUTERS / Manaure Quintero
En un encuentro con el canciller de Turquía, Mevlut Cavuslogly, Maduro habría confesado que está pensando en convertirse al Islam.
Según contó el oficial turco en una charla en una universidad, Maduro le dijo que se convertiría al Islam tras ver la serie “the Resurrection: Ertugrul”.
Tras mostrarle un video del canciller con los actores de la serie, Maduro se puso de pie y comentó que esa producción televisiva muestra la realidad sobre el Islam y que gracias a ella se hará musulmán "algún día". Cavuslogly dijo que estaban "contentos de escuchar tales palabras".
Turquía ha sido uno de los países que mayor apoyo ha mostrado al régimen de Maduro desde que el pasado 23 de Enero, Juan Guaidó se juramentara como presidente encargado de Venezuela.
Ese mismo día el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, llamó a Maduro para expresarle su apoyo. El mandatario venezolano también estuvo entre los únicos líderes que apoyaron a Erdogan tras el intento de golpe de estado en su país en el año 2016.
Página 1 de 2

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243