Noviembre 28, 2021
Foto: Wikipedia - CC BY-SA 4.0

Es sabido que durante la historia del mundo civilizado la gente a sufrido de algunas plagas, algunas de estas plagas están relacionadas con el seder de Pésaj, que acaba de pasar hace unos días, en el cual al recitar la Hagadá, leemos y recordaremos la 10 plagas que Dios el todo poderoso por la mano de Moisés mandó a los egipcios. Cabe recordar que para describir las plagas en la biblia en hebreo se lee la palabra “מכות” pero veamos la traducción de “מכות” realmente no es plaga sino golpes, azotes, después recibir esos golpes el faraón deja salir a los israelitas y de esta forma empieza su trayectoria por el desierto a la tierra prometida: Canaán.
Sobre estos acontecimientos comenta Alex Joffre en su artículo “Pascua en tiempos de Corona” diciendo así “Aunque de un mundo pre-científico la palabra מכות (golpes) tiene una relevancia considerable para hoy. A continuación, hace un examen de pandemias en el pasado incluso en el antiguo Cercano Oriente”
Transcribo un resumen del estudio realizado por Alex Joffre
“Las pandemias antiguas eran comunes, iniciaban cambios que se desarrollaban a corto y largo plazo. Una da las más famosas ocurrió en Atenas en 430 a lo sucedido fue informado por Tucidides que dijo que Esparta y Corinto se habían separado de la Liga del Peloponeso dominada por el Imperio Ateniense que controlaba el mar Egeo. Fueron obligados a abandonar sus tierras interiores, para asentarse en la ciudad unida cerca del mar, la de los ´Muros largos´”
Se habla de una plaga tal vez tifo o tifoidea que se dice que vino de Africa, fue desatada en Atenas y murieron más de 30,000 personas incluyendo a Pericles su jefe entonces.
Es conocida en la historia la llamada plaga de Justiniano en 541 a 542 que fue una plaga bubónica real causada por Yersiria pestis, la bacteria anaeróbica transportada por las pulgas unidas a las ratas.
Varios investigadores y articulistas han llegado a la conclusión de que las pandemias globales como la “Corona” tienen una secuencia que nada tienen que ver en la forma como las persona tocan el problema.
Los hay quienes pretenden comparar la “Corona” con la pandemia de gripe española de 1918 a 1920 o con la gripe asiática en 1975 en China, o la gripe porcina.
En la prensa y en los portales se han formados dos bandos los optimistas y los pesimistas los primeros alegan que la crisis de la “Corona” se terminará en unas semanas, mientras que los segundos dicen que según la historia de las pandemias tenemos “Corona” para varios meses.
A diferencia de las pandemias anteriores la tecnología moderna ha hecho que la pandemia se propague por el mundo, ya que nunca en ningún tiempo pasado la gente viajaba tanto por placer de una parte a otra del universo y esos viajes son los que ocasionaran que se propague la pandemia por diferentes lugares ya que, al regresar personas enfermas a sus lugares de origen, contagiaron a otras personas.
Al final de cuentas vemos que desde que hay seres en el mundo existe enfermedad, hay evidencias arqueológicas que la tuberculosis se originó hace más o menos 75,000 años como una bacteria ambiental, esta enfermedad fue transmitida entre cazadores, recolectadores y nómadas, Con el tiempo hubo cambios llegando a la versión moderna de la enfermedad que surgió hace 45,000 años matando a cazadores, nómadas y recolectadores.
Sus descendientes hace unos 10 000 años, volvieron a tener los mismos síntomas que extendieron por el Cercano Oriente, Europa y Asia
Alex Joffre hace un estudio de cómo se desarrollaron algunas epidemias y sus causas. “El análisis moderno del ADN sugiere que los barcos mercantes que llegaron a Constantinopla, el centro del Imperio Bizantino, transportaban una bacteria cuyos orígenes se encontraban en el noroeste de China. Con los contactos los bizantinos se debilitaron y luego lucharon contra los godos y los lombardos, en las batallas no salieron bien. Esta debilidad facilitó el surgimiento de los anglosajones y más tarde de los árabes.
En la actualidad los turistas que viajan por el mundo llevaran la “Corona” de un lado para otro, y otra razón muy importante es que al principio dirigentes estatales y jefes de salud no le dieron importancia a los primeros brotes hasta que se desataron en masa. Ellos pensaron como decía mi abuela eso a mí no me va a pasar.
Por lo tanto ahora estamos encerrados y escuchando los informes diarios que dan los jefes de salud, sin seguros de que al día siguiente dirán exactamente lo contrario.
Fuente: Aurora Digital
Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Foto: Eli Cohen
El Instituto Technion de Israel ha desarrollado una pegatina para las mascarillas faciales que pudiera filtrar y neutralizar el coronavirus causante de la pandemia de COVID-19.
Se trata de una pegatina elaborada por impresión 3-D que contiene nanofibras capaces de filtrar nanopartículas. Al unirse la pegatina a una mascarilla médica convencional, esta puede neutralizar gérmenes y virus adheridos a las nanopartículas atrapadas, impidiendo que pasen al sistema respiratorio del usuario.
El uso de este filtro autoadhesivo es muy sencillo: el usuario sólo debe adherirlo al exterior de la mascarilla médica luego de habérsela colocado en el rostro. La pegatina está diseñada para un sólo uso, por lo tanto es desechable.
Por el momento, el ministerio de Salud de Israel autorizó las pruebas de las pegatinas antivirus en los hospitales estatales, para luego dar luz verde a un eventual uso general entre cualquier personal que combata la pandemia.
Junto a los ingenieros del Technion, trabajan en este proyecto la dirección de Cirugía y Medicina Maxilofacial del Centro Médico Galilea, además del Departamento de Investigación y Desarrollo del ministerio de Defensa de Israel.
Por Israel21c
Fuente : Aurora Digital
Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Foto: Gentileza de Hospitek Haneshama.
La empresa Hospitek Haneshama se involucró en la causa del Covid-19 y ofrece a hospitales en Israel un dispositivo médico diseñado para ayudar a reducir las complicaciones entre los pacientes respiratorios.
El exclusivo dispositivo Enfenogaard, que funciona junto con los respiradores, está diseñado para reducir las infecciones pulmonares en desarrollo en una proporción significativa de pacientes coronarios respiratorios y aumentar las posibilidades de recuperación.
Esta herramienta reduce significativamente la posibilidad de infección y el desarrollo de neumonía y, si se desarrollan, permiten el alivio de los síntomas y acortan la recuperación.
En las últimas semanas, el dispositivo ha estado en uso en el Hospital de la Universidad de Tongji en la provincia de Hubei, China, donde comenzó el brote global del virus, ayudando a tratar a los pacientes coronarios respiratorios. También se está utilizando este instrumento en la Clínica Mayo, Florida, que se especializa en trasplantes de hígado y pulmón. Hasta la fecha, más de 50 pacientes han sido tratados en el centro, de los cuales muchos son trasplantados y también se utilizarán para tratar a pacientes con corona según sea necesario.
El director ejecutivo de la compañía, Yoav Wankert afirmó: "Los estudios realizados durante años en hospitales de Europa e Israel han encontrado que el uso del dispositivo EnfenGuard ha resultado en una disminución significativa y significativa en el desarrollo de neumonía en pacientes respiratorios. Ahora, con el brote del virus corona, y el hecho de que el 5% de los infectados necesitan respiración artificial, hemos decidido poner a disposición de los hospitales israelíes sistemas para su uso gratuito. Es importante tener en cuenta que el dispositivo está aprobado reglamentariamente en Europa, los EE. UU., China e Israel y se utiliza de forma rutinaria en hospitales de todo el mundo y en Israel".

Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Foto: Reuters/Thibaud Moritz

Ante la expansión del coronavirus y la falta de material médico, Israel ha comenzado a producir respiradores en una fábrica de misiles, confirmó este miércoles un portavoz del Ministerio de Defensa.
El país "debe desarrollar capacidades independientes en todo lo relacionado con la pandemia de la COVID-19", según declaró el titular de esta cartera, Naftali Bennett, quien aseguró que el país, en la actual situación de emergencia, no puede depender del abastecimiento del extranjero.
La producción de respiradores -esenciales para tratar a pacientes graves y que escasean en todo el mundo- empezó el martes en una instalación del grupo estatal Industria Aeroespacial de Israel (IAI) con colaboración de Inovytec, empresa especializada en utensilios médicos de emergencia.
En el primer día de trabajo se produjeron treinta unidades, ya entregadas al Ministerio de Sanidad, que trata de evitar la saturación en los hospitales.
Según las autoridades, la tasa de mortalidad -del 0,3%- es relativamente baja en relación a otros países, pero ante la propagación de la enfermedad se necesitan más respiradores.
Por el momento, Israel dispone de unos 2.000, alertó Bennett, por lo que debe incrementar la cantidad de este material y otro tipo de utensilios sanitarios, una tarea en la que también está involucrado el Mosad, servicio de Inteligencia exterior, que busca proveedors en todo el mundo.
Israel firmó hoy un acuerdo con una empresa local para obtener unos 35 millones de mascarillas y cientos de miles de trajes de protección para su personal médico, que se producirán en una fábrica de la ciudad israelí de Sderot, colindante con Gaza.
El jefe de Estado Mayor, Aviv Kohavi, y dos generales, fueron puestos esta semana en cuarentena por haber estado en contacto con un oficial que dio positivo. Aunque los tres dieron negativo a las pruebas, seguirán aislados como prevención hasta el fin de semana.
Israel ha impuesto un confinamiento temporal que ha parado casi por completo la economía del país y ha dejado a más de 840.000 personas sin empleo el mes de marzo.
Para hacer frente a esto, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, anunció un plan de rescate de unos 20.500 millones de euros, el 6% del PIB. EFE
Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante
Foto: Pixabay

La pandemia del COVID-19 está causando una revolución en línea, una que brinda oportunidades pero también crea riesgos. La vigilancia de personas infectadas y en cuarentena a través de aplicaciones móviles está ayudando a frenar la propagación del contagio, pero contiene una amenaza implícita a la privacidad. La seguridad cibernética se está probando a medida que los piratas informáticos buscan formas sin precedentes de utilizar la situación para atacar gobiernos, empresas e individuos.
La identificación y el aislamiento de las personas infectadas y en cuarentena por el coronavirus (COVID-19), así como las personas con las que han estado en contacto, se consideran una prioridad en la lucha internacional contra la pandemia. Las políticas gubernamentales difieren en los métodos de monitoreo de estos ciudadanos y los términos legales bajo los cuales sus datos se pueden mantener y compartir.
Un artículo de The New York Times analiza las prácticas de vigilancia en línea que se aplican actualmente en Australia, China, Italia, México, Singapur, Corea del Sur y EE. UU. para rastrear los movimientos de los pacientes con coronavirus o enviar mensajes de advertencia. En Israel, el primer ministro Benjamín Netanyahu anunció que todos los medios, tanto tecnológicos como digitales, se utilizarán para combatir la propagación del virus.
En circunstancias normales el uso de herramientas de vigilancia en línea provocaría un debate inmediato e intenso sobre las implicaciones en la privacidad. La misión de la Iniciativa Global Pulse de la ONU es garantizar que la big data, la inteligencia artificial y las tecnologías emergentes se aprovechen de manera segura y responsable para el bien público.
Pero en este momento, salvar vidas se considera una preocupación más urgente. Un estudio de marzo de 2020, realizado en la Universidad de Oxford, muestra que varios métodos de contacto directo en línea, incluido el rastreo instantáneo de contactos de primer grado y la práctica de informar a los usuarios cuándo pueden moverse de manera segura o cuándo deben buscar ayuda médica y evitar a las personas vulnerables, tienen el potencial de detener la propagación de la epidemia si son utilizadas correctamente y por suficientes personas.
Un equipo de expertos en investigación médica y bioética de la misma institución está apoyando a varios gobiernos europeos en su esfuerzo por diseñar una aplicación móvil de coronavirus para el rastreo instantáneo de contactos. En Israel, el Ministerio de Salud ya lanzó una aplicación telefónica para ayudar a prevenir la propagación del virus.
El uso de Internet en la era del coronavirus crea oportunidades y riesgos, y esos riesgos se extienden más allá del potencial de uso indiscriminado e irresponsable de los datos por parte de gobiernos o empresas. Según Reuters, piratas informáticos intentaron ingresar a la Organización Mundial de la Salud a principios de marzo. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. también fue atacado, y el Centro Canadiense de Seguridad Cibernética emitió un alerta sobre los riesgos para las organizaciones nacionales de salud que participan en la respuesta al coronavirus.
Las armas cibernéticas y biológicas se pueden combinar con intenciones maliciosas y resultados potencialmente desastrosos. Como reflejo de esta preocupación, la ciberseguridad se menciona en la Estrategia Nacional de Biodefensa de Estados Unidos. Erel Margalit, fundador y presidente de Jerusalem Venture Partners, llega a argumentar que, aunque no hay pruebas de que el virus actual sea el resultado de un ataque cibernético, podría llegar a serlo.
Si bien los orígenes del coronavirus aún se están debatiendo e investigando, un nuevo estudio en [la revista científica] Nature califica como "improbable" el escenario de una creación de laboratorio. Pero incluso si el virus no es un arma biológica, la cuestión de la ciberseguridad que rodea su brote está lejos de ser trivial. Los ciberdelincuentes buscan formas de capitalizar las crisis, incluidos escenarios de pandemia como el coronavirus. La seguridad nacional podría verse en peligro ya que los políticos, diplomáticos y oficiales militares se verían obligados a sustituir el teletrabajo y las cumbres virtuales por reuniones cara a cara. Las oficinas bien equipadas [con ciberseguridad] no se utilizan a medida que los usuarios recurren al acceso remoto y la conectividad a través de computadoras y teléfonos inteligentes. Se han tomado medidas en la mayoría de los países para garantizar la seguridad de las comunicaciones en línea, pero los esfuerzos para interceptar las conversaciones ciertamente se multiplicarán. El descuido y las debilidades en los enlaces de comunicación son regalos para los hackers.
Los empleados de los sectores público y privado deberán trabajar desde casa durante un largo período. A menos que sus agencias, organizaciones o compañías les hayan proporcionado herramientas y aplicaciones seguras, sus datos serán fáciles de robar. La experiencia de Israel para prevenir esto puede ser beneficiosa para otros países.
Los peligros pueden ser financieros, como fugas de tarjetas de crédito e incumplimiento de cuentas bancarias privadas. Interpol ha advertido sobre el fraude financiero a través de estafas de phishing y llamadas falsas sobre supuestas curas médicas, donaciones internacionales, ayuda estatal o exenciones de impuestos. Y existe otro peligro: los piratas informáticos pueden acceder a información genética privada, ya sea para chantajear empresas o individuos para obtener dinero a cambio de la no publicación de datos sensibles o para vender información a las partes interesadas.
El coronavirus no solo afecta la salud pública y la economía. También está trayendo otros desafíos a la vanguardia, tales como el manejo de la repentina revolución "virtual". Cuando termine la pandemia, los líderes mundiales deberán trabajar juntos para mejorar la alfabetización digital y la gobernanza cibernética internacional. La pregunta es si Internet se convertirá en una nueva frontera para la cooperación o en un campo de batalla competitivo.
El Dr. George N. Tzogopoulos es investigador asociado de BESA, profesor de la Universidad Democritus de Tracia y profesor visitante del Instituto Europeo de Niza.
Fuente: The Begin Sadat-Center for Strategic Studies
Aurora Digital Israel
Pacífico Comunicaciones
Victor Villasante

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243