Julio 19, 2024
El primer ministro británico, Rishi Sunak, expresó el respaldo "inequívoco" del Reino Unido a Israel y dice que trabaja con los aliados internacionales para coordinar medidas de apoyo.
Rishi Sunak Foto: Lauren Hurley / No 10 Downing Street OGL 3 «A medida que la barbarie de las atrocidades se vuelve más clara, apoyamos inequívocamente a Israel», afirmó en X, antes Twitter.
«Este ataque de Hamás es cobarde y depravado. Hemos expresado nuestra total solidaridad con @netanyahu (el primer ministro, Benjamin Netanyahu) y trabajaremos con los socios internacionales en las próximas 24 horas para coordinar el apoyo», ha afirmado.
Por su parte, el líder del Partido Laborista, Keir Starmer, cuya formación inicia este domingo su congreso anual en Liverpool (noroeste de Inglaterra), ha condenado el «ataque atroz contra Israel, un ataque terrorista, para el cual no hay justificación».
«Los perpetradores han rechazado deliberadamente la perspectiva de un acuerdo de paz», ha declarado en una entrevista con la BBC en la ciudad inglesa. EFE
Estados Unidos envió un portaaviones y destructores al Mediterráneo oriental para apoyar a Israel en la guerra desatada con Gaza por el ataque de la organización terrorista islámica Hamás contra territorio israelí.
Portaaviones Gerald R. Ford Foto: Armada de Estados Unidos vía Wikimedia Commons Dominio Público El Pentágono informó en un comunicado que ha movilizado el portaaviones Gerald R. Ford de la Armada estadounidense, además del crucero de misiles guiado USS Normandy, así como los destructores de misiles guiados Thomas Hudner, USS Ramage, USS Carney y USS Roosevelt.
El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, anunció además que Washington proporcionará a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) «equipos y recursos adicionales, incluidas municiones», entre este domingo y los próximos días.
«El apoyo material que rápidamente estamos brindando a Israel subraya el apoyo férreo de Estados Unidos a las Fuerzas de Defensa de Israel y al pueblo israelí», subrayó Austin.
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, comunicó en una llamada este domingo al primer ministro, Benjamín Netanyahu, que la «asistencia adicional» estadounidense para su país estaba «en camino».
Ya son más de 700 los muertos en Israel por el ataque por tierra, mar y aire del grupo islamista Hamás que el sábado cogió por sorpresa al país. Supone una tragedia nacional para un Estado que no sufrió tantos fallecidos en poco más de un día en toda su historia, desde su creación en 1948, y pese a los muchos conflictos armados vividos.
Del lado palestino, la cifra de víctimas mortales en Gaza se sitúa en 370, según el último informe del Ministerio de Salud gazatí, controlado por Hamás. Se trata de una cifra que no se ha podido verificar en forma independiente.
Por su parte, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) dijeron haber abatido a 400 «terroristas» en Gaza y cientos más en territorio israelí. Aurora y EFE
El Gobierno de Israel anunció este domingo que más de 100 israelíes fueron secuestrados desde el ataque sorpresa ayer de la organización terrorista islámica Hamás y llevadas a la Franja de Gaza.
Terroristas de Hamás desfilan en Gaza Foto de archivo: Brigada Izz ad Din Al Qassam «Los números siguen subiendo y con ellos nuestra tristeza. Nuestras plegarias están con las familias de los secuestrados, asesinados o heridos por Hamás», escribió la Oficina de Prensa del Gobierno en un mensaje acompañado por las cifras de secuestrados (más de 100), heridos (más de 2.000) y asesinados (más de 600) durante los dos días de combate con el grupo terrorista palestino.
Esta representa la primera cifra oficial difundida por Israel desde el comienzo de esta guerra sobre el número de personas secuestradas por terroristas de Hamás y sobre cuyo estado de salud aún no se ha brindado información.
Entre los secuestrados, que fueron llevados a Gaza por terroristas de Hamás que se infiltraron y atacaron distintas comunidades israelíes de la zona, hay tanto soldados como civiles, incluyendo mujeres, niños y ancianos.
«No fueron contra objetivos militares, fueron contra civiles. Fueron a por abuelas, niños, bebés. Los números no tienen precedentes», dijo hoy el portavoz internacional de las Fuerzas de Defensa de Israel, Richard Hecht, sobre las víctimas del ataque ayer por parte de terroristas de Hamás que se infiltraron desde Gaza y atacaron múltiples comunidades israelíes.
«Vamos a responder de forma muy severa a esto. En los próximos días va a ser una lucha larga, haremos lo que sea necesario para responder a este ataque bárbaro», agregó Hecht, quien denunció que las acciones de Hamás «violan las leyes internacionales y el islam».
«Este es nuestro 11 de septiembre», aseveró el portavoz, comparando el trauma de esta guerra para Israel con lo que el ataque a las Torres Gemelas por parte de Al Qaeda fue para Estados Unidos.
El Ministerio de Salud israelí elevó este domingo la cifra de heridos en este ataque sorpresa a 2.150, de los cuales unos 360 se encuentran en estado grave.
Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) comenzaron este sábado una fuerte ofensiva contra objetivos de Hamás en la Franja de Gaza. Según las últimas cifras difundidas por el Ministerio de Salud de Gaza, controlado por Hamás, los ataques han dejado en el enclave un saldo de al menos 370 muertos y más de 2.200 heridos. Pero estas cifras no son confiables, no pueden verificarse en forma independiente e incluyen tanto a civiles como a terroristas palestinos.
A este cifra se le suman los 400 terroristas palestinos abatidos en Israel, por las tropas de las Fuerzas de Defensa de Israel tras infiltrarse en su territorio, según el portavoz militar.
La portavocía militar explicó además que aún hay enfrentamientos entre sus soldados y terroristas palestinos que permanecen en comunidades israelíes de la zona.
En paralelo, las alarmas antiaéreas prácticamente no han dejado de sonar hoy en la región debido al lanzamiento de cohetes desde Gaza, desde donde los terroristas han lanzado 3255 proyectiles desde el comienzo de su ofensiva en la mañana del sábado, según las últimas cifras difundidas por las FDI, que continúa bombardeando objetivos terroristas en la Franja de Gaza. Aurora y EFE
Israel comenzó al atardecer la celebración de Sucot, la fiesta judía de la alegría, una semana en la que los judíos del país, más del 70 % de la población, comen y rezan en familia dentro de cabañas construidas con madera y hojas de palma.
Sucot en Kfar Etzíon, Gush Etzíon, Israel Foto: Zachi Evenor Flickr vía Wikimedia Commons CC BY 2.0 También conocida como Fiesta de las Cabañas o de los Tabernáculos, Sucot recuerda los cuarenta años que los judíos pasaron en el desierto tras librarse de la esclavitud en Egipto, un periplo en el que, según la Torá o Pentateuco, vivieron en cabañas.
Por ello, en los días previos a Sucot, es habitual ver en Israel a familias comprando tablas de madera y montando estas cabañas improvisadas, llamadas sucás, que recrean las casas en las que sus ancestros vivieron en el desierto y que ahora, en pleno siglo XXI, se decoran también con luces de colores y equipos de los que sale música a todo volumen.
De hecho, durante siete días -que son vacaciones escolares en Israel-, los judíos deben pasar tanto tiempo como puedan dentro de la sucá y recibir ahí a las visitas, algo que viven como un mandamiento, pero también una bendición.
Sucot comienza cinco días después de Yom Kipur, o Día del Perdón, la fiesta más importante del judaísmo basada en el ayuno, el rezo y la introspección, justo lo contrario que Sucot.
La fiesta de los Tabernáculos, que se origina en las festividades agrarias de los antiguos hebreos, que agradecían a Dios la cosecha, se convirtió con el paso del tiempo en una de las tres Fiestas de Peregrinación del judaísmo, junto con Pesaj y Shavuot, en las que los fieles llevaban al Templo de Jerusalén los productos tempranos de sus cosechas.
Los productos típicos de esta festividad, con los que se realizan oraciones concretas, son la hoja de palma (lulav), la cidra, un fruto cítrico similar al limón (etrog); la rama de mirto (hadás) y hojas de sauce (aravot), que los clientes compran estos en los mercados callejeros, muchos de ellos levantados para la ocasión.
Mientras el Israel más religioso ortodoxo celebra esta festividad metidos en sus sucás, el sector más laico festeja Sucot con festivales de música y teatro, actividades culturales, y mercadillos de artesanía por todo el país. EFE
"No podemos dar a los palestinos el poder de veto sobre nuevos tratados de paz con los árabes", proclamó el primer ministro
Benjamín Netanyahu Foto: GPO
El primer ministro, Benjamín Netanyahu, utilizó su tribuna ante la Asamblea General de la ONU para pedir al mundo que ponga a Irán ante «una verdadera amenaza nuclear».
Sin embargo, poco después la Oficina del Primer Ministro aclaró que el primer ministro leyó mal la oración y quiso decir una “amenaza militar creíble”.
Irán, archienemigo de Israel desde hace décadas, no solo está torpedeando sus acuerdos de paz con varios países árabes -argumentó Netanyahu-, sino que ha desarrollado un programa nuclear a pesar del escrutinio del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).
«Por encima de todo, Irán debe se puesto ante una amenaza militar creíble. Y mientas yo sea primer ministro de Israel, haré todo lo que esté en mi mano para evitar que Irán consiga armas nucleares», dijo el jefe de Gobierno según el discurso publicado por su Oficina.
Además de las habituales invectivas contra Irán como presunto patrocinador del terrorismo internacional, Netanyahu tendió la mano a los países árabes que han firmado o quieran firmar acuerdos de paz con Israel, y particularmente a Arabia Saudita, con la que se negocia un acuerdo con mediación estadounidense.
«Contando juntos con el impulso del príncipe heredero (saudita) Mohammed Bin Salmán, podemos modelar un futuro de grandes lecciones para nuestros pueblos», dijo, y aprovechó entonces para mostrar un «mapa ideal» de Israel rodeado de países árabes aliados, que sería nexo de unión entre Asia y Europa con un potencian de prosperidad para 2.000 millones de personas, dijo.
Sin embargo, este acercamiento a los países árabes tiene un aguafiestas: según Netanyahu, son los palestinos los que se oponen a la paz con Israel con «su constante demonización del pueblo de Israel», y sobre todo el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbás, y sus «horribles conspiraciones antisemitas contra el pueblo y el Estado de Israel».
Por ello, animó a los estados de la región a avanzar hacia la paz sin estos últimos: «No podemos dar a los palestinos un (poder de) veto sobre nuevos tratados de paz con los árabes», proclamó.
Es más -subrayó-, una extensión de la paz con más estados árabes solo puede «aumentar las esperanzas de paz entre palestinos e israelíes», pues esos posibles nuevos acuerdos harán a los palestinos «abandonar la fantasía de destrozar Israel».
Fuente : Aurora Digital

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 59 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 7330967 - 7266850  

  +Cel: (+51) 945002522