Febrero 23, 2020

Noticias

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Rabino Shlomo Moshe Amar,

Frente a los últimos acontecimientos políticos en Israel, rabinos influyentes en Jerusalén, han advertido a la comunidad judía sobre la pronta venida del Mesías, basándose en la creencia de que el Mesías aún no ha llegado.
El rabino Shlomo Moshe Amar, ex rabino jefe sefardí de Jerusalén, dijo en un discurso a la comunidad judía, que el Mesías podría estar en camino.
Su declaración fue hecha en el evento tradicional en memoria del rabino Yisrael Abuchatzira (también conocido como Baba Sali), al que asistieron más de 100.000 personas, incluyendo funcionarios gubernamentales y líderes religiosos, en la ciudad meridional de Netivot Israel.
"Estamos en pésimas condiciones. Nunca antes habíamos tenido elecciones como ésta", dijo Amar sobre el actual estancamiento político de Israel, que volverá a elegir un nuevo parlamento y su primer ministro el 2 de marzo de 2020. Será la tercera elección en menos de un año.
"No soy una persona política y no he hablado de ello antes, pero habrá otra elección y tal vez otra más después de esta y no veo ninguna salida. Quién sabe lo que Dios está preparando para nosotros, quién sabe si el Mesías no está en camino", sugirió.
Amar también mencionó las declaraciones del rabino Chaim Kanievsky, una de las principales autoridades del judaísmo ultraortodoxo en Israel, que salió en los titulares hace cuatro años cuando anunció que la venida del Mesías era inminente.
"Todos los grandes rabinos de esta generación dicen que el Mesías está a punto de revelarse", dijo Amar. "Todas las señales que los profetas han dado, todo está sucediendo, uno por uno. lo que necesitamos es mantenernos fuertes un poco más de tiempo”.
La semana pasada, el hijo de Baba Sali, el rabino Baruch Abuhatzeira, dijo que la venida del Mesías evitaría que comenzara el plan del presidente Trump para Oriente Medio.
El escritor Gary Bowers, que es investigador de profecías bíblicas, cree que los rabinos tienen razón cuando dicen que el Mesías ya está vivo. "Pero están equivocados cuando dicen que ya está en la Tierra, o que es un hombre nacido en esa generación", advierte.
"Se equivocan cuando dicen que esta será la primera aparición del Mesías. Jesús es el Mesías. ¡Nuestro Redentor vive! Pero está en el cielo esperando regresar cualquier día a la Tierra", explica.
Bowers lamenta que la mayoría de los judíos y gentiles rechacen la evidencia histórica indiscutible de que Jesús cumplió docenas de profecías específicas del Antiguo Testamento sobre la venida del Mesías.
Entre las profecías cumplidas en Jesús están estas: nació de una mujer virgen (Isaías 7:14), nació en Belén (Miqueas 5: 2), es de la simiente de Abraham (Génesis 22:18), el linaje del trono de David ( 2 Samuel 7: 12-13), fue rechazado por su propio pueblo (Salmo 69: 8), recibió vinagre para beber (Salmo 69:21), no tenía huesos rotos (Éxodo 12:46), le perforaron el costado ( Zacarías 12:10), resucitó de los muertos (Salmo 16:10) y fue un sacrificio por el pecado (Isaías 53: 5-12).
"Si yo fuera un judío que buscar la verdad sobre la redención, las profecías serían más que suficientes para convencerme de que Jesús es el Prometido", agrega el escritor. "Ningún otro hombre en la historia ha hecho o hará lo que el Mesías Jesús hizo por mí y por ti".

Leer más

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Mujeres con máscaras contra el coronavirus en Hong Kong
Personas usan máscaras protectoras en un mercado en Hong Kong.

En medio de las incertidumbres generadas por la epidemia de coronavirus, las personas en China son más receptivas al mensaje del Evangelio.
Según los últimos datos publicados por la Organización Mundial de la Salud, hay 28.060 casos confirmados de coronavirus en China y 564 muertes. Fuera de China, hay 225 casos en 24 países y una muerte, registrada en Filipinas.
La organización no conoce el origen del brote, no sabe cuál es su reservorio natural, ni comprende adecuadamente su gravedad o potencial de transmisión. Tampoco existe una vacuna para prevenir infecciones o antibióticos para tratar a los pacientes.
En el epicentro del brote de coronavirus en la ciudad de Wuhan, los cristianos están utilizando máscaras quirúrgicas para difundir el Evangelio.
Las máscaras no solo ayudan a prevenir enfermedades, sino que también pueden evitar demandas por parte del gobierno chino, ya que ayudan a ocultar la identidad de los cristianos cuando hablan de Jesús a la gente en las calles.
Se estima que hay 100 millones de cristianos en China, que se enfrentan a la persecución religiosa del régimen comunista. Por esta razón, la mayoría actúa discretamente.
La corresponsal de CBN News Asia, Lucille Talusan, dijo que la gente de Wuhan se ha vuelto más receptiva a Cristo ante la epidemia de coronavirus.
“Hay cristianos de un ministerio en Wuhan que salen a la calle. Son muy valientes”, dijo ella. "Distribuyen máscaras y dicen que son cristianos y comparten el amor de Cristo y señalan a Jesús como una fuente de esperanza para ellos, sus familias y toda China ... Esto es realmente un paso adelante".

Leer más

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Restos de un templo de tiempos de Salomón

El Templo de Salomón en el Monte del Templo de Jerusalén probablemente no era el único sitio de culto centralizado en la región de Judá, de acuerdo a una investigación de un equipo de arqueólogos de la Universidad de Tel Aviv y la Autoridad de Antigüedades de Israel.
Un enorme complejo de templos de la Edad de Hierro II, que se extendió desde alrededor del año 900 a. C. hasta alrededor de principios del siglo VI a. C., se está excavando actualmente en Tel Motza, a solo siete kilómetros al noroeste de la antigua ciudad de David de Jerusalén. Descubierto por primera vez en 2012, el templo de Motza es contemporáneo al Primer Templo de Jerusalén y utiliza el mismo plan arquitectónico.
Para Shua Kisilevitz, de la Autoridad de Antigüedades de Israel, reveló que el templo secundario tendría aproximadamente dos tercios del tamaño del Primer Templo, y probablemente fue construido por constructores similares que llegaron a la región desde Siria, como se describe en la Biblia, según publica The Times of Israel.
"No se podría haber construido un gran templo monumental tan cerca de Jerusalén sin ser sancionado por la sociedad dominante", dice Kisilevitz. El hecho de que el templo Motza funcione en paralelo con el sitio más grande de Jerusalén significa que "probablemente estuvo bajo los auspicios de Jerusalén", cree.
Según la investigación, un centro de adoración paralelo operaba en Motza, con una orientación este-oeste del templo y un diseño que consistía en un patio y un gran edificio rectangular.
Entre los otros restos de la actividad de adoración, hay una mesa de ofrendas construida en piedra y "muchos artefactos", que incluyen figuras, puestos de adoración y cálices, que habrían sido traídos por los penitentes.
El equipo encontró restos de huesos y cerámica en un pozo de basura cercano, algo similar a lo que usaban los judíos, quienes hoy usan una geniza (especie de depósito para guardar los manuscritos) para textos sagrados.
“Todo lo que usas en el templo, animales o jarrones, está imbuido de simbolismo religioso y se vuelve sagrado por sí solo cuando se usa en rituales religiosos. Entonces no pueden ser descartados; se depositan en la terminal sagrada”, dice.
Ella sostiene que las estatuillas, o los ídolos, no fueron necesariamente adorados, sino que fueron mediadores entre el peticionario y su deidad o deidades.
“Tenemos que pensar en las cosas en sus contextos. En el antiguo Cercano Oriente, los templos eran literalmente casas de los dioses”, dijo. Entonces, junto con las ofrendas de comida, bebida y jarrones, estas figuras eran "una forma de recordarle al dios que estabas allí y hacer un pedido".
Estas excavaciones anteriores permitieron a los arqueólogos identificar el sitio como Moza, que se cita en el libro de Josué 18 como una ciudad en el territorio de la tribu Benjamin.
Hasta el descubrimiento de Motza, no se conocían templos a gran escala y construidos para fines específicos en la región de Judá fuera de Jerusalén, pero Kisilevitz no cree que sea el último.
“Definitivamente hay actividades de culto en toda la región. Creo que en algún momento encontraremos más templos”, dijo.

Leer más

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
image

Un pastor chino escribió una carta para los cristianos del mundo, describiendo la situación que afrontan debido a la epidemia de coronavirus y la oportunidad de predicar de Cristo.
El pastor, anónimo por seguridad, es uno de los millones de ciudadanos chinos en confinamiento completo en un intento de contener la enfermedad.
Mientras dice que China está sufriendo, cree que algo más grande está sucediendo, y dice que es hora de que los cristianos proclamen el Evangelio en un país donde su fe está bajo fuego.
A continuación, lea la carta completa de un pastor de la ciudad de Wuhan, el epicentro del brote mortal de coronavirus.
Hermanos y hermanas, la paz sea con ustedes:
En los últimos días, la neumonía (causada por el coronavirus) ha estado en el centro de mis pensamientos y mi vida. Estoy siempre mirando las últimas noticias y siempre pensando en cómo nuestra familia y la iglesia deberían hacer frente.
En cuanto a la familia, he reunido máscaras y alimentos y me he aventurado a salir de las puertas lo menos posible. Al aventurarme en público, he usado una máscara, pero en cuanto al resto, lo he puesto en las manos del Señor.
En cuanto a la iglesia, la seguridad de la congregación, un testimonio fiel, la posibilidad de que los miembros puedan contraer la enfermedad, se han convertido en una gran área de lucha. Es evidente que estamos enfrentando una prueba de nuestra fe.
La situación es tan crítica, pero (confiamos) en las promesas del Señor, que sus pensamientos hacia nosotros son de paz y no de maldad (Jeremías 29:11), y que permite un tiempo de prueba, no para destruirnos, pero para establecernos. Por lo tanto, los cristianos no solo deben sufrir con la gente de esta ciudad, sino que tenemos la responsabilidad de orar por aquellos que tienen miedo en esta ciudad y de traerles la paz de Cristo.
Primero, debemos buscar la paz de Cristo para reinar en sus corazones (Hebreos 3:15). Cristo ya nos ha dado su paz, pero su paz no es sacarnos del desastre y la muerte, sino tener paz en medio del desastre y la muerte, porque Cristo ya ha vencido estas cosas (Juan 14:27, 16:33) De lo contrario, no habríamos creído en el evangelio de la paz (Efesios 6:15) y, con el mundo, estaríamos aterrorizados por la peste y perderíamos la esperanza frente a la muerte.
¿Por qué solo los cristianos tienen esta paz? Debido al pecado, los humanos merecen las pruebas y tribulaciones que les sobrevienen, Jehová dice: los impíos no tienen paz (Isaías 48:22). Todos éramos pecadores, pero Cristo, por la fe, tomó nuestro castigo y nos dio su paz. Por lo tanto, Pablo dice: ¿quién puede acusar a los elegidos de Dios? Es Dios quien justifica. (Romanos 8:33). Los cristianos pueden enfrentar con el mundo las mismas tribulaciones, pero esas tribulaciones ya no son un castigo, sino una nueva oportunidad para acercarse al Todopoderoso, para purificar nuestras almas y una oportunidad para proclamar el evangelio.
En otras palabras, cuando ocurre un desastre, no es más que una forma del amor de Dios. Y, como Pablo creía firmemente, "¿quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, angustia, persecución, hambre, desnudez, peligro o espada?... en todas estas cosas somos más que vencedores a través de aquel que nos ama, porque estoy seguro de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los gobernantes, ni las cosas presentes ni las cosas por venir, ni los poderes, ni la altura ni la profundidad, ni ninguna otra cosa en toda la creación, podrán separarnos del amor de Dios en Cristo Jesús, nuestro Señor "(Romanos 8: 35-39).
Hablando hoy, la peste de Wuhan no puede separarnos del amor de Cristo; Este amor está en nuestro Señor Jesucristo. Estas palabras son tan reconfortantes para nosotros que ya nos hemos convertido en un cuerpo con Cristo. Tenemos una parte en sus sufrimientos, y tenemos una parte en su gloria, todo lo de Cristo es nuestro y nuestro todo es de Cristo. Por lo tanto, Cristo está con nosotros al enfrentar la peste en esta ciudad; la peste no puede hacernos daño. Si morimos en la peste, es una oportunidad para testificar a Cristo, y aún más para entrar en su gloria.
Por eso, mis hermanos y hermanas, los animo a ser fuertes en el amor de Cristo. Si experimentamos más profundamente la muerte en esta peste, entendiendo el evangelio, podremos experimentar más profundamente el amor de Cristo y acercarnos cada vez más a Dios. Nuestro Señor Jesús a través de la fe experimentó un sufrimiento incomparable de muerte, pero Dios lo levantó de la muerte y lo sentó a su mano derecha. (Hechos 2: 32-36)
Si al leer estas verdades todavía no tienes paz, te animo a que leas diligentemente la escritura citada arriba y le pidas al Señor que te dé una idea hasta que la paz de Cristo reine en tu corazón. Debes saber que esto no es solo un desastre observable, sino que es aún más una lucha espiritual. Primero debes librar una batalla por tu corazón, y en segundo lugar luchar por el alma de esta ciudad.
Esperamos sinceramente que sepan que no cae un gorrión sin la voluntad del Padre (Mateo 10:29). Con tantas almas enfrentando la peste, ¿puede estar fuera de la voluntad de Dios? Todo lo que estamos experimentando, ¿no es como Abraham enfrentando a Sodoma y Jonás frente a Nínive?
Si Dios, debido a que un hombre justo retuvo el juicio sobre Sodoma, o debido a 120,000 que no conocían su mano izquierda de su derecha, retuvieron la destrucción, ¿qué pasa con la ciudad de Wuhan en la que vivimos? Somos claramente los justos en esta ciudad, mucho más que una sola persona justa hay miles y miles de nosotros. Sin embargo, que nos guste Lot se entristezca por todos los que están en esta ciudad (1 Pedro 2: 7), y como Abraham que oró fervientemente por Sodoma (Génesis 18: 23-33). Usted ve, Jonás con dificultad proclamó el evangelio a Nínive, y Nínive se arrepintió y fue salvo. Somos Abraham y Jonás de esta ciudad. Debemos orar por la misericordia de Dios sobre esta ciudad, y traer paz sobre esta ciudad a través de nuestras oraciones y testimonios.
Creo que este es el mandato de Dios que llama a aquellos de nosotros que vivimos en Wuhan. ¡Debemos buscar la paz para esta ciudad, buscar la paz para quienes padecen esta enfermedad, buscar la paz para el personal médico que lucha en el frente, buscar la paz para todos los funcionarios del gobierno en todos los niveles, buscar la paz para toda la gente de Wuhan! Y podemos a través de las redes en línea guiar y consolar a nuestros amigos y seres queridos con el evangelio, recordándoles que nuestras vidas no están en nuestras manos, y confiar sus vidas a Dios, que es fiel y verdadero.
Los últimos días he recibido muchas consultas de pastores extranjeros. Ellos y toda la iglesia están preocupados por esta ciudad, aún más por nosotros; y ante esta epidemia, busque servir a la ciudad con nosotros.
Por lo tanto, les pido especialmente que pongan sus ojos en Jesús. Y no te preocupes por mi bienestar, ni seas agitado o temeroso, sino ora en el nombre de Jesús. Las personas de buen corazón están a través de sus acciones al servicio de esta ciudad, especialmente el personal médico que está arriesgando sus propias vidas. Si pueden asumir responsabilidades tan mundanas, ¿cómo no podemos asumir responsabilidades espirituales más fácilmente?
Si no siente la responsabilidad de orar, pídale al Señor un alma amorosa, un corazón fervientemente orante; si no estás llorando, pídele lágrimas al Señor. Porque seguramente sabemos que solo a través de la esperanza de la misericordia del Señor se salvará esta ciudad.
Un pastor de Wuhan

Leer más

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Evangélicos en Brasil

El número de evangélicos debe superar por primera vez el número total de católicos en Brasil desde 2032, cuando el número absoluto de seguidores de cada una de las dos religiones debería ser de alrededor de 90 millones.
Según las últimas cifras oficiales, hay aproximadamente 22 millones de evangélicos (22% del total) frente a 125 millones de seguidores del catolicismo (64%).
Las cifras se encuentran en un estudio realizado por el demógrafo José Eustáquio Alves, profesor retirado de la Escuela Nacional de Ciencias Estadísticas del IBGE.
Según el experto, el número de brasileños que se adhieren a la religión evangélica ha crecido en promedio 0.8% por año desde 2010, mientras que el número de católicos ha disminuido 1.2% en el mismo período. Con eso, la progresión geométrica apunta a que cada una de las dos religiones corresponde a aproximadamente el 40% de la población en 2032. Si la curva permanece, a partir de ese año, los evangélicos deberían convertirse en la mayoría en el país.
"Hemos estado experimentando una transición religiosa en los últimos años", dice Eustáquio Alves, quien extiende su evaluación a todos los países de América Latina.
Sin embargo, el cambio más emblemático en la situación religiosa en Brasil debe confirmarse en 2022, cuando se espera que los católicos representen, por primera vez, menos del 50% de la población.
Para el investigador, los resultados de las últimas elecciones generales, que aumentaron la presencia de evangélicos en el Congreso, son el reflejo más directo de este fenómeno en Brasil.
Según Alves, en los Estados Unidos, donde hay la mayor población absoluta de evangélicos en el mundo, el fenómeno es diferente. "Los que se declaran sin religión son los que más crecen allí", dice el investigador.

Leer más

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243