Mayo 30, 2020

Noticias

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Donald Trump orando

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, pidió a los estadounidenses por el Día Nacional de Oración, que se unan para que la nación desarrolle "una fe aún mayor" en la "providencia divina" de Dios, ante la pandemia del coronavirus.
Trump, en su proclamación anual del Día Nacional de Oración, citó a los presidentes Washington, Lincoln y Reagan y señaló que "desde nuestros primeros días, nuestra dependencia de Dios nos ha llevado a buscar su consejo divino y su sabiduría infalible".
"Hoy, como siempre, nuestra tradición de oración continúa, mientras nuestra nación lucha contra el coronavirus", dice la proclamación. "En las últimas semanas y meses, nuestras cabezas se han inclinado en lugares fuera de nuestros lugares de culto, susurrando a Dios en soledad silenciosa para renovar nuestro espíritu y guiarnos a través de dificultades imprevistas y aparentemente insoportables".
"Aunque no hemos podido reunirnos en comunión con las familias de nuestras iglesias, todavía estamos conectados a través de la oración con la seguridad de que Dios nos guiará a través de los muchos valles de la vida", agregó.
En medio de estos "tiempos difíciles y sin precedentes", a los estadounidenses "se les recuerda que, al igual que aquellos que estuvieron frente a nosotros se volvieron a Dios en las horas más oscuras, debemos buscar su sabiduría, fuerza y ​​mano sanadora", dice la proclamación. .
"Oramos para que Dios consuele a los que han perdido a sus seres queridos, cure a los enfermos, fortalezca a los que están en la línea del frente y asegure a todos los estadounidenses que, confiando en Él, podemos superar todos los obstáculos", dice el texto.
Nunca olvidemos que la oración guía y fortalece a nuestra nación y que todo es posible para Dios. En tiempos de prosperidad, conflicto, paz y guerra, los estadounidenses confían en su infinito amor, gracia y comprensión. Hoy, en este Día Nacional de Oración, nos reuniremos y oramos al Todopoderoso para que, superando esta pandemia de coronavirus, desarrollemos una fe aún mayor en Su divina providencia ”, agregó el texto.
La proclamación dice además que "la oración guía y fortalece a la nación".
“Como nación en las manos de Dios, compartimos un legado de fe que nos sostiene e inspira y una herencia de libertad religiosa. Hoy, nos unimos y levantamos nuestros corazones, recordando las palabras de 1 Juan 5:14 que nos dicen cuando "pedimos algo de acuerdo a su voluntad, Él nos escucha".

Leer más

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Trabajos forzados en Corea del Norte

Una mujer que experimentó el sufrimiento en los campos de concentración de Corea del Norte, aseguró que existen cerca de 50 mil cristianos que padecen en estas prisiones del país comunista.
La mujer, que ha sido identificada como Hea Woo, por motivos de seguridad, relató lo que vivió en esa prisión y cómo los cristianos son tratados durante el encierro.
La ex prisionera dice que la muerte por hambre, el trabajo duro y las palizas ocurren a diario. "Los presos son obligados a trabajar con turnos y horarios brutales", dijo.
"Todos los presos pasan hambre. Cada persona recibe un puñado de maíz podrido y no hay otra cosa que comer. A veces comíamos algo aguado, que ni siquiera era una sopa. Tuvimos eso como comida todo un año", relató la ex prisionera.
Con ese trato, las personas son obligados a trabajar más que los animales. "Ya que todos son obligados a trabajar, los presos muere de desnutrición y otros en accidentes mientras trabajaba", dijo Hea a Open Doors.
Si alguien está en contra, es encerrado en una pequeña habitación donde una persona no puede acostarse o ponerse de pie. Los soldados pueden atacar a los reclusos cada vez que muestren desobediencia.
El esposo de Hea también murió en este campo de prisioneros.
La mujer cuenta, que cuando los guardia descubrieron la fe de sus hermanos y hermanas, ellos fueron aislados de otros otros prisioneros. Se vieron obligados a vivir en celdas donde no podían levantarse ni acostarse.
"Casi todos los días, nos llamaban para interrogarnos y hacernos preguntas. Nos golpeaban tan fuerte. Cuando no había interrogatorio, teníamos que arrodillarnos en nuestras celdas de 5:00 a.m. a 12:00 p.m. y sin hablar", recuerda Hannah.
Actualmente, hay alrededor de 50,000 creyentes que están en prisión y 300,000 creyentes en iglesias clandestinas en Corea del Norte, según un informe de Open Doors. La organización cristiana pide oración y apoyo para la seguridad y la liberación de prisioneros en Corea del Norte.
Hea Woo, logró escapar de ese encierro y hoy vive en Corea del Sur, donde comparte su experiencia para pedir oración por los que aún están sufriendo en los campo de prisioneros de Corea del Norte.

Leer más

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Trabajos forzados en Corea del Norte

Una mujer que experimentó el sufrimiento en los campos de concentración de Corea del Norte, aseguró que existen cerca de 50 mil cristianos que padecen en estas prisiones del país comunista.
La mujer, que ha sido identificada como Hea Woo, por motivos de seguridad, relató lo que vivió en esa prisión y cómo los cristianos son tratados durante el encierro.
La ex prisionera dice que la muerte por hambre, el trabajo duro y las palizas ocurren a diario. "Los presos son obligados a trabajar con turnos y horarios brutales", dijo.
"Todos los presos pasan hambre. Cada persona recibe un puñado de maíz podrido y no hay otra cosa que comer. A veces comíamos algo aguado, que ni siquiera era una sopa. Tuvimos eso como comida todo un año", relató la ex prisionera.
Con ese trato, las personas son obligados a trabajar más que los animales. "Ya que todos son obligados a trabajar, los presos muere de desnutrición y otros en accidentes mientras trabajaba", dijo Hea a Open Doors.
Si alguien está en contra, es encerrado en una pequeña habitación donde una persona no puede acostarse o ponerse de pie. Los soldados pueden atacar a los reclusos cada vez que muestren desobediencia.
El esposo de Hea también murió en este campo de prisioneros.
La mujer cuenta, que cuando los guardia descubrieron la fe de sus hermanos y hermanas, ellos fueron aislados de otros otros prisioneros. Se vieron obligados a vivir en celdas donde no podían levantarse ni acostarse.
"Casi todos los días, nos llamaban para interrogarnos y hacernos preguntas. Nos golpeaban tan fuerte. Cuando no había interrogatorio, teníamos que arrodillarnos en nuestras celdas de 5:00 a.m. a 12:00 p.m. y sin hablar", recuerda Hannah.
Actualmente, hay alrededor de 50,000 creyentes que están en prisión y 300,000 creyentes en iglesias clandestinas en Corea del Norte, según un informe de Open Doors. La organización cristiana pide oración y apoyo para la seguridad y la liberación de prisioneros en Corea del Norte.
Hea Woo, logró escapar de ese encierro y hoy vive en Corea del Sur, donde comparte su experiencia para pedir oración por los que aún están sufriendo en los campo de prisioneros de Corea del Norte.

Leer más

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
image

La evangelista Anne Graham Lotz sabe lo que es aferrarse a Jesús en tiempos difíciles. En los últimos cinco años, perdió a su esposo, Daniel Lotz, su padre, el reverendo Billy Graham, y se enfrentó a su propia batalla contra el cáncer de mama.
Por todas estas razones, dice que aprendió a confiar en el Señor para enfrentar todas las necesidades y dice que conectarse con el Espíritu Santo es la clave para superar cualquier tormenta, como la pandemia de coronavirus.
"Estamos atravesando una crisis mundial, que cambia la vida y cambia el juego, y creo que es hora de mirar, es hora de saldar cuentas con Dios", dijo Graham Lotz.
Graham Lotz considera que la pandemia de COVID-19 es una nube muy oscura, pero comparte que, en medio de la tormenta, siempre hay esperanza de que todo pase.
"Recuerdo esas tormentas feroces ahora porque la amenazante nube negra del coronavirus ha envuelto a nuestra nación. Su poderoso impacto está rebotando de 'pico a pico', de un lugar a otro, de nuestras familias a nuestros hogares, nuestras escuelas, nuestros negocios, a nuestros deportes, a nuestra economía, a nuestras iglesias, a nuestros centros de salud ... a toda nuestra forma de vida ”, escribió en su blog, Latest with Anne.
"Parece estar destruyendo nuestra visión de libertad ... de paz ... de felicidad. La velocidad del avance de esta tormenta es impresionante y casi impresionante", agregó.
Sin embargo, Anne Graham señaló que sentir la presencia y protección de Dios en momentos como este es algo muy valioso.
"Creo que lo bueno es cuando eres un hijo de Dios, Dios está contigo", le dijo a Terry Meeuwsen, anfitrión del ‘700 Club’. "La Biblia dice que nunca se irá, nunca me abandonará. Me he enfrentado a la muerte durante los últimos cuatro años ... pero nunca he perdido la paz y nunca he perdido la alegría. Y una de las razones de esto es la constante compañía del Espíritu Santo". .
Graham dice que la consistencia es la clave. Ella está desafiando a los creyentes a tomarse el tiempo cada día para leer la Biblia y orar.
"Puedes tener paz, pase lo que pase. Tu fe será más fuerte, tu relación con el Señor será más estrecha y creo que ese es el lado positivo de todo", dijo. "Este puede ser un momento en que Dios despertará a la Iglesia y nos llevará a ese punto de avivamiento".
Graham agrega que esta pandemia también ofrece la oportunidad de compartir el Evangelio con aquellos que tienen miedo y se sienten solos.
"Dios nos ha puesto en sus vidas para ayudarlos a acercarlos al Señor en este momento", dijo.

Leer más

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
Distribuyen Nuevo Testamentos en Argentina

Más de 130 mil ejemplares del Nuevo Testamento ha sido distribuidos en medio de la crisis del coronavirus en Argentina. La palabra de Dios llegó a pacientes y trabajadores de salud que luchan contra el Covid-19.
Según información de la Sociedad Bíblica Argentina, durante el mes de abril hicieron una donación de 137 mil ejemplares del Nuevo Testamento, de las cuales 100 mil fueron entregadas a la organización ACIERA para la campaña “Seamos Uno”, y los otros 37 mil llegaron a ministerios e iglesias en la Provincia de Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Chaco, Chubut, Corrientes, Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz y Santa Fe.
La campaña “Seamos Uno” es llevada adelante por diversas organizaciones de bien público y consiste en entregar cajas de alimentos a familias que están en necesidad. “Agradecemos a Dios en primer lugar, porque nos ha dado Su Palabra que es el Pan de Vida, pero también por la Sociedad Bíblica, dispuesta a estar presente en la mayor necesidad. Este esfuerzo pone nuevamente a la Palabra de Dios donde debe estar: en el corazón de las familias necesitadas”, expresaron las autoridades de ACIERA en una carta de agradecimiento.
Otros ejemplares están llegando –a través de iglesias, ministerios y creyentes– a trabajadores y pacientes en hospitales y centros de salud, a bomberos, policías y personal de las fuerzas de seguridad, a personas que se encuentran en cárceles, entre otros.
Graciela, una enfermera de la Ciudad de Buenos Aires que recibió Nuevos Testamentos y los compartió con otras compañeras, relató: “Una enfermera de terapia intensiva tenía carga en su corazón por los casos graves de Covid-19 y por la angustia en las personas por quienes ella oraba. Se alegró de tener la posibilidad de, además de hablarles, también dejarles la Palabra de Dios.
Otra compañera pudo entregarle un Nuevo Testamento a un hombre que tenía su hijo internado por quemaduras en terapia intensiva y orar por él. En estos tiempos difíciles donde muchos hermanos y capellanes que visitan hospitales se encuentran limitados, Dios sigue extendiendo su obra, moviendo a sus hijos enfermeros a los lugares donde otros no llegan y regalarle a las personas su Palabra escrita que nunca vuelve vacía”.
La Palabra de Dios llega justo en el momento preciso, que trae esperanza, paz y fortaleza en tiempos difíciles.

Leer más

Pacifico Comunicaciones

PÁCIFICO COMUNICACIONES con más de 54 años de ministerio radial, difunde espacios culturales, musicales de entrevistas y noticias. Su elaboración y contenido están a cargo de profesionales especializados que nos permiten asegurar una amplia sintonía en todo el Perú.

  +Tel: (511) 4333275 - 4333243